La tristeza de una madre

La revolución sorprendió a la familia Arceo Hidalgo con 13 hijos. Mecánico de la famosa cigarrera porfiriana, ""El Buen Tono"", don Mariano obtenía apenas cincuenta pesos para mantener a su extensa prole. Su primogénito -también de nombre Mariano- decidió buscar su destino, como muchos otros mexicanos, cargando un 30-30 al hombro.Un buen día se marchó de casa, esperando que la fortuna fuese su ali

¡Salve usted a su hijo!

Las cifras eran alarmantes. Según los datos publicados en un ingenioso folleto  publicitario, casi siete mil niños, no mayores de dos años, habían fallecido en la ciudad de México en 1912.No se debía a negligencia médica, ni a la pobreza, mucho menos por alguna de las epidemias que asolaron la capital en plena revolución. Los responsables de difundir esta información, señalaban como causa de

"El verbo ""quebrar"""

Ocho horas duró el desfile. Cincuenta mil hombres armados recorrieron lentamente la calle de San Francisco y Plateros para desembocar en el centro del poder: el zócalo de la ciudad de México.El domingo 6 de diciembre de 1914 los dos caudillos más populares de la revolución mexicana unieron sus fuerzas y ocuparon la legendaria metrópoli. La sociedad  estaba atemorizada. Si los carrancistas, a

Salvador Alvarado y la salud pública

Era un verdadero ""garbanzo de a libra"". Originario de Culiacán, Sinaloa, el general Salvador Alvarado (1879-1924) no cargaba en su formación con el machismo característico de los revolucionarios de su época. Los avatares de la guerra lo colocaron en el sureste mexicano y en la gubernatura de Yucatán de 1915 a 1917.Fue uno de los mayores promotores de los derechos de la mujer y defensor del femin

Un amor arrebatado por los espíritus: Sara Pérez y Francisco I. Madero

El amor puede hacer dudar a los individuos de hasta las causas más nobles. Seguramente por años, doña Sara Pérez de Madero le guardó un profundo rencor a la Patria. Qué huecas debieron sonar palabras que en boca de su difunto marido parecían iluminar a toda una nación: ""democracia"", ""libertad"", ""ley"", pero que a sus ojos, se materializaron en una fría lápida en el panteón Francés de La Pieda

La Valentina

Nombre: Valentina Gatica Edad: 17 años; (para noviembre de 1910) Padre de Valentina: Demetrio Gatica Trabajo que desempeñaba: vaquero de la Hacienda San Miguel Los Lobos en el estado de Durango. La madre: falleció en 1906 Nombre del Hacendado: Rodrigo Andrade. Nombre del sacerdote de la Hacienda: Padre Fidencio Nombre del mayordomo de la Hacienda: Julian Meza.Justo antes de cumplir los dieciocho a

México y el Titanic

Esto es lo que tenemos en el excpert

Pacto con el diablo

Cuando Celaya, a inicios de 1915, estuvo ocupada por el ejército del Norte, es decir, por las fuerzas villistas, infinidad de historias y leyendas circulaban en los campos, calles, mesones y cantinas, muchas de ellas en torno de Francisco Villa y su famosa División del Norte. Una de ellas, contada una y mil veces, narraba cómo Villa había adquirido su calidad de imbatible.Cuando inició la Revoluci

Una manita al Káiser

La Crónica, San Francisco, Cal., 31 de diciembre de 1916Cuando Álvaro Obregón, hoy secretario de la Guerra en el Gabinete de Carranza, era amigo de los zapatistas y su principal aliado, celebró una Junta de generales en el Palacio Nacional de México, a la que concurrió lo más grande de los revolucionarios.Cada uno dio su opinión sobre los planes que tenían para destrozar a los 10.000 hombres de Vi

Victoriano Villarreal: le faltaban las orejas

El mayor Villarreal era una persona de carácter alegre, dicharachero y bromista; le tocó andar por Chihuahua y por esas cosas de la vida, fue hecho prisionero por las tropas de Francisco Villa, quien personalmente le cortó las orejas y lo dejó en libertad.Al transcurrir el tiempo, se encontró con un amigo el cual, después de saludarle, le preguntó que cómo estaba y cómo le iba, a lo cual contestó

Armamento

Los ejércitos revolucionarios usaban ametralladoras Madsen, Lewis y Colt de manufactura norteamericana; la Vickers, inglesa y la Hotchkiss, francesa también fueron utilizadas en los campos de batalla. Las ametralladoras se transportaban a brazo, o bien a lomo de acémilas, cuando se disponía del ""baste"" correspondiente.Al iniciarse la Revolución en 1910, la artillería reglamentaria del Ejército F

¡Viva Zapata! ¡Zapata vive!

En pleno 2010, hay gente que asegura que Zapata no ha muerto, se los ""dice el corazón"". ""Aquí no lo supimos merecer -afirman otros-, cuando lo mataron, donde salpicó su sangre brotaron rosas"". Sí, hay quien espera el regreso del caudillo.Hombre recio y candoroso, digno representante de la patria, Zapata es un mito viviente. Nació en Anenecuilco, un pequeño pueblo sobreviviente de la Conquista,

De harapos y reliquias

Un halo de misticismo rodea a la tradicional celebración del día de muertos. Retratos de familiares en los altares, visitas a los cementerios, cirios encendidos, veladoras, fuegos fatuos y posiblemente ánimas recorriendo la bóveda celeste. Omnipresente, la muerte se presenta en sus más variadas formas.Y la historia no es ajena a ella. Ese halo de misticismo y misterio permite rescatar del ropero d

La muerte en la historia mexicana

Según reza la leyenda, el Carretero de la Muerte es aquel individuo que habiendo fallecido en el último segundo del 31 de diciembre, tiene la misión de recorrer el mundo recogiendo -en su silenciosa carreta- las almas de todos aquellos seres que fallecen durante los 12 meses del año. Su paso es firme y exacto, marcado por cada segundo que transcurre para llegar con puntualidad a su cita: la muerte

Los hermanos Caraveo

En 1909, ante la inminencia de la octava reelección del general Porfirio Díaz, en el país surgieron los clubes antirreeleccionistas. En el estado de Chihuahua se formaron varios. Como representantes de Moris acudieron Baudilio Caraveo y José María Domínguez, identificados como antirreeleccionistas.Baudilio se convirtió en el representante del maderismo en esa región; meses después, el 20 de noviem

La otra viuda: María Cámara de Pino Suárez

""Vuele a ti mi más alto pensamiento,/ llegue hasta ti mi trova más sentida,/ a ti, el único aliento de mi vida,/ a ti, de mi ilusión primer aliento"". Maruca fue la musa que inspiró la sensible y romántica pluma del abogado tabasqueño José María Pino Suárez para escribir este verso. Ella fue María Casimira Cámara Vales a quien le toco vivir la revolución mexicana muy de cerca y aunque no figuró e