¿Madre o mamá?

 Juan de Dios Peza (1852-1910) fue un poeta, político y escritor mexicano, que destacó por retratar en su obra, las costumbres, la vida cotidiana y las tradiciones de finales del siglo XIX. Compartió con autores como Vicente Riva Palacio, Ignacio Manuel Altamirano y Manuel Acuña. El siguiente poema forma parte de su obra Hogar y Patria.          ¿Madre o mamá? Juan d

Adiós mamá Carlota

El ánimo protector y maternal con el que Carlota vio a los mexicanos durante el segundo imperio (1864-1867; la llevaron a ser conocida como ""mamá Carlota""; los republicanos hicieron mofa de ella, y el escritor y militar, Vicente Riva Palacio, le compuso ésta célebre canción donde satirizaba a los conservadores, a los imperialistas y desde luego a la emperatriz. Adiós mamá Carlota I Alegre el m

Frente a la adversidad: Petrona Mori

Porfirio Díaz estaba por cumplir 3 años cuando su padre murió, víctima de la terrible epidemia de Cólera morbus que asoló al país en ese año. El próspero mesón que se levantaba frente al templo de la Soledad en Oaxaca y que permitía vivir holgadamente a la familia Díaz-Mori, se fue a la ruina. ""Nací en la ciudad de Oaxaca el 15 de septiembre de 1830 -escribió Porfirio Díaz en sus Memorias-. Mi p

Un vapor rumbo a Chalco

El 21 de julio de 1850 la modernidad llegó al legendario lago de Texcoco: un barco de vapor llamado Esperanza, realizó su primer viaje de la ciudad de México a la población de Chalco.A partir de entonces, las novedosas embarcaciones surcaron los lagos del valle de Anáhuac y sus diversos canales, llevando pasajeros de Guadalupe-Hidalgo (actualmente la Villa; Tacubaya, San Ángel y Tlalpan a los her

Inseguridad pública

En el horizonte de la república resonaban los cañones que liberales y conservadores disparaban haciendo sangrar el territorio nacional. La Iglesia veía en Juárez al mismísimo demonio y los juaristas por su parte consideraban a sus rivales como una partida de cangrejos y reaccionarios.La nación mexicana se jugaba su futuro en la llamada guerra de Reforma y la sociedad, acongojada, anhelaba la paz.

Famosas últimas palabras

Aprendieron a morir con valentía. Su amor a la patria y sus convicciones religiosas o políticas estaban por encima del amor por la esposa o los hijos. Los hombres del siglo XIX encararon su destino estoicamente y marcharon a los campos de batalla con cierto ánimo romántico invocando a la Providencia y a la muerte. Si la Providencia lo permitía, la muerte tardaba en llegar: ""Confiemos en que la D

La calle de los teatros: Allende y Bolívar

En la actualidad son conocidas como Allende y Bolívar pero hasta hace más de un siglo las calles tenían otra nomenclatura: Primera y Segunda del Factor, Vergara y Coliseo Nuevo. En ellas convergían las artes, la religión, la educación y la política y en torno a sus edificios se reunió por muchos años la sociedad mexicana. En la primera calle del Factor se construyó un teatro como respuesta a la g

El terremoto de 1858

El 19 de junio de 1858 un fortísimo temblor sacudió la ciudad de México. No era el temblor social que en esos momentos dividía a la Nación mexicana en la guerra de Reforma ni el temblor político que daba cuenta de la propiedad de la Iglesia a través de la Constitución de 1857 y las leyes pre-reformistas. Era la presencia de la naturaleza recordando a la sociedad capitalina que si liberales y conse

13 restos

Qué rollo con lo de los restos. Estaba yo el sábado desayunando en la Trattoria en San Ángel cuando salió el tema, desde luego. ""Pero, o sea cómo -preguntó mi amiga Tania- ¿cómo obtienen el ADN?""; ""De los descendientes"" -contestó Eugenia, con paciencia. ""Ah"", dijo mi amiga quien se quedó muy conforme seguramente pensando en algún capítulo de CSI.Por cuestiones de trabajo, yo debía estar el d

Enemigo de la arquitectura: Juan José Baz

Nunca pudo realizar su sueño más acariciado: demoler la catedral de la ciudad de México a cañonazo limpio. Se cuenta que cuando Juan José Baz (1820-1887) pasaba frente al majestuoso templo daba un suspiro y se imaginaba cuántas escuelas, edificios y centros de arte podrían construirse con aquella cantera, y lo bien que se podría usar su espacio para cosas de provecho. Este oriundo de Guadalajara s

Por un sepulcro de honor: Mujeres en la Historia de México

""Estoy aquí por haber hecho caso a mi esposa"", confesó apesadumbrado Maximiliano, que junto con Miramón y Mejía esperaba el momento de su ejecución. ""Nada tiene que lamentar su Excelencia, -respondió el general Miramón- yo estoy aquí por no hacerle caso a la mía"".  La anécdota revela que junto a la historia ""conocida"", la de héroes y antihéroes, cielos de la Patria e infiernos cívicos,

El libro rojo

Breve reseña del libro de literatura histórica coescrito por Manuel Payno y Vicente Riva Palacio