Federico Ibarra, arquitecto de sonidos

Federico Ibarra Groth es el compositor mexicano vivo que más óperas ha escrito. Nació el 25 de julio de 1946; para complacer a sus padres, estudió arquitectura, a la par de sus estudios de Composición Musical en la Escuela Nacional de Música de la UNAM. En sus 70 años de vida, un pequeño homenaje.

Graciela Olmos: la bandida

Supo codearse y complacer a lo más selecto de la familia revolucionaria: políticos, caudillos, caciques, artistas e intelectuales. No había personaje de la vida política nacional o del mundo del espectáculo, periodistas, toreros, y gente de la alta sociedad capitalina que a mediados del siglo XX no conociera a Graciela Olmos, la famosa “Bandida”, y mucho menos que no hubiera asistido a su burdel de la calle de Durango, en la colonia Condesa, uno de los más concurridos del México posrevolucionario, lugar propicio para la bohemia y el sexo.

Juan de Dios Peza: padre y madre

Le rompieron el corazón y su vida cambió por completo. De pronto estaba solo. Ni la poesía, ni sus escritos, ni sus romances históricos menguaron el dolor de la soledad. Solo y su alma. Solo y con tres hijos. Solo frente al abismo. Buscó explicaciones, odió a la mujer, intentó comprenderla, pero no encontró razones. Sin embargo, frente a la devastación tuvo un momento de lucidez, tomó un respiro y encontró refugio en su propia familia.

El mundo electrónico de Isao Tomita

“Si esto es un instrumento musical: tócalo”, le increparon las autoridades de la aduana japonesa a Isao Tomita en 1970 ante el aparatoso y extraño artefacto que tenían detenido, pero el compositor no pudo hacerlo; aquel Moog Modular III C, que importó de Nueva York y por el que pagó 10 millones de Yenes –aproximadamente 125 mil dólares de la época-, era un instrumento completamente nuevo para él. Para que el paquete fuera liberado, un mes después, tuvo que enviar a la aduana la fotografía de alguien usando el modular en un escenario. Aquí lo recordamos a unos días de su fallecimiento.

Luis Herrera de la fuente: 100 años

Se cumplen 100 años del natalicio de uno de los grandes maestros de la música que dio México: Luis Herrera de la Fuente, director de la Orquesta Sinfónica Nacional durante muchos años, fundador de orquestas, organista, pianista, violinista, cantante, paleógrafo musical y compositor. Aquí nuestro homenaje.

Alberto Ginastera. A 100 años de su nacimiento

Compositor, maestro y uno de los músicos latinoamericanos más destacados del siglo XX, Alberto Evaristo Ginastera, nació el 11 de abril de 1916. Su formación musical comenzó en la infancia, dentro de una familia de inmigrantes; “soy un hombre del mediterráneo nacido en Buenos Aires. Porque mis abuelos por parte de mi padre eran catalanes y por la parte de mi madre lombardos, del norte de Italia”. Lo recordamos en el centenario de su natalicio.

"Así nomás, de chifladito"

Cuentan sus familiares, que el “feyo” tenía como ocho años cuando empezó a descomponer las canciones de Cri Cri para componer las suyas. Traía la música por dentro. Allá iba José Alfredo Jiménez, con su traje de charro, a presentarse en los festivales escolares. Allá andaba todo el día, chiflándole canciones al campo y a los animales.

"Pero sigo siendo el rey"

Nació en Dolores Hidalgo, Guanajuato, el 19 de enero de 1926. José Alfredo Jiménez Sandoval, alias “el Feyo”, mostraba talento para dos cosas: la música y el fútbol. Cuando tenía 18 se destacó como portero, por su buena estatura y su complexión. Llegó a jugar en primera división con los clubes Oviedo y Marte.

Rodolfo Campodónico: el "champ" del vals

“Lo recuerdo con su cuerpo robusto, su mirada clara y atractiva, su cabeza grande y de amplia frente y sus bigotes a la Ricardo Bell”, así se expresó el cronista Juan de Dios Bojórquez de Rodolfo Campodónico, en su libro Champ, dedicado al autor de “Club Verde”.

Ferrusquilla: El hombre de las mil voces

Tenía 96 años cuando acabó su historia. Hizo de la radio su casa, la música era su alma, fue actor y cantante. José Ángel Espinoza “Ferrusquilla” nació el 2 de octubre de 1919 en Choix, Sinaloa, un pequeño poblado sin luz eléctrica, agua o transporte urbano. Fue el mayor de los cuatro hijos de la familia Espinoza Aragón. Falleció el pasado 6 de noviembre dejando tras de sí, incontables canciones que son parte de la música mexicana para siempre.

Andanzas del Flaco de Oro

Ángel Agustín María Carlos Fausto Mariano del Sagrado Corazón Alfonso de Jesús Lara y Aguirre del Pino, conocido como Agustín Lara –a secas- o como “El flaco de oro”, para sus amigos, nació el 30 de octubre de 1900 en Tlacotalpan, Veracruz o eso afirmó durante muchos años: “yo nací con la luna de plata y nací con sangre de pirata. He nacido jarocho, trovador de veras”, dice el compositor en la primera estrofa de “Veracruz”; aunque hay documentos que aseguran que en realidad nació en la ciudad de México en 1897.

César Tort: la enseñanza musical

Compuso alrededor de 500 obras; era un convencido de que la música es parte fundamental en la formación del niño e incluso desarrolló un “método” para su enseñanza. César Tort, fallecido el 23 de septiembre de 2015, fue el pionero de la educación musical infantil en México y su gran impulsor.

Julián Carrillo, la magia de la música

Este año se cumplen 50 años de la muerte de Julián Carrillo, músico, descubridor del sonido 13, nominado al premio Nobel en 1950; es uno de los compositores más importantes de la historia de la música mexicana. Nació el 28 de enero de 1875, en Ahualulco, San Luis Potosí y realizó sus primeros estudios musicales en el Conservatorio Nacional de Música...

¿Un nobel de Física para un músico?

El toque de alba de las trompetas del cuartel de San José de Gracia acompañaban todas las mañanas a Julián Carrillo, cuyo oído detectaba una anomalía que no podía explicarse: “mi oído me decía que el llamado intervalo de octava, producido por estos instrumentos, no era el duplo de las vibraciones de la base y que por lo mismo no correspondía a la fórmula matemática 2/1…”

50 años de amor por la música

Jorge Federico Osorio tocó por primera vez en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes en junio de 1964 y fue un año después, en Guadalajara, cuando ofreció su primer recital profesional, pero el amor por la música lo ha acompañado durante toda la vida...

Chava Flores, el cronista urbano

“Dice Tito Guízar en una de sus canciones, que como México no hay dos. Pero los mexicanos que somos tan ingratos e hijos de la guayaba, si hubiera dos, ya nos hubiéramos largado al otro, olvidándonos del nuestro”. Palabras de Salvador Flores Rivera, mejor conocido como Chava Flores, uno de los mejores cronistas urbanos de la segunda mitad del siglo XX mexicano.