Qué te falta mujer

Qué te falta mujer, qué te falta, qué te falta si estoy a tu lado, soy dichoso, no soy desgraciado, tengo una madre que llora por mí.  Eres flor que entre peñas naciste, y que naciste para padecer, yo primero conocí a tus padres y después a una ingrata mujer.  Anteanoche soñé que te amaba como se ama a una madre en la vida, desperté y tod

Mi alma es tu casa

Si extrañas algún día el cariño que dejaste, si extrañas algún día el amor que yo te di.  No dudes un momento en regresar aquí, porque yo, aún te quiero no dudes en volver a mí.  Que mi alma es tu casa, que mi vida es tu casa, para mí, no ha habido otra, no hay ninguna como tú.  Que mi alma es tu casa, que mi vida es t

Me plantó

Me prometió darme muchas flores y un mar de amor, me dijo que yo era lo máximo, su más grande ilusión.  Él me mintió, oh, oh, de mí se burló, yo no se lo perdonaré; ya no me habló, ya nunca volvió, él solamente me plantó.  La foto de mi habitación quité, no lo volveré a ver, el disco que me regaló, lo di no lo quiero escuch

La Bamba

Para bailar la bamba para bailar la bamba se necesita un poco de gracia un poco de gracia y otra cosita.  Arriba y arriba, arriba iré Yo no soy marinero Yo no soy marinero, por ti seré, por ti seré, por ti seré.  La mujer que yo quiero la mujer que yo quiero es una morena porque baila la bamba porque baila la bamba que es cosa buena.

La Puerta Negra

Ya está cerrada con tres candados y remachada a la puerta negra porque tus padres están celosos y tienen miedo que yo te quiera  Han de pensar que estando encerrada vas a dejar pronto de quererme pero la puerta ni cien candados, van a mi poder determe  Pero la puerta no es la culpable, que tu por dentro estés llorando tu a mi me quieres y

Y todo para qué

Que mas quieres de mi si ya todo te di, te di mi cariño, te di mi confianza, te di mi calor.  Que más quieres de mi, mi vida te la di por tan sólo un minuto, por tan sólo un poquito de tu gran pasion  Y todo para qué y todo para qué para qué tanto amor, para qué ilusionaste, para qué enamoraste mi corazon.  Y todo para

Sin ti

Sin ti, no podré vivir jamás y pensar que nunca más estarás junto a mí.  Sin ti, que me puede ya importar si lo que me hace llorar está lejos de aquí.  Sin ti, no hay clemencia en mi dolor, la esperanza de mi amor te la llevas al fin.  Sin ti, es inútil vivir como inútil será el quererte olvidar.

El Loco

Dicen que yo no te conozco que yo debo estar loco soñando en tu querer.  Saben que estoy enamorado así desesperado que ya no sé qué hacer.  Que me salgo en las noches a llorar mi locura y a contarle a la luna lo que sufro por ti.  Que abrazado de un árbol le platico mis penas como aquellas parejas del oscuro jardín.

Costumbres

Háblame de tí cuéntame de tu vida sabes tú muy bien que tu estas convencida, de que tú no puedes aunque intentes olvidarme, siempre volverás una y otra vez, una y otra vez, siempre volverás.  Aunque ya no sientas más amor por mí, sólo rencor, yo tampoco tengo nada que sentir y eso es peor.  Pero te extraño, también te extra

Invéntame Cariño

Cuando ya no me quieras no le digas a nadie, que nadie se dé cuenta que tu amor me olvidó.  Estaba tan seguro que había confiado al mundo, presumiendole orgulloso Que siempre, siempre, siempre, Mío sería tu amor.  Cuando ya no me quieras No le digas a nadie, Invéntame cariño, Inventame pasión.  Y así de dos maneras,

Has de Saber

Has de saber que este amor es tan grande como el mundo, que este amor es tan inmenso, y tan profundo como el mar.  Has de saber que con tu amor soy como cielo frente al sol, que se derrite con el fuego de tu amor y de tu piel.  Yo sólo en tu piel sé navegar, yo sólo en tu cielo sé colocar.  Has de saber que aquí en mi ser soy co

Háblame

Dentro de ti hay sentimientos que nunca puedo alcanzar, y dentro de mí, ya no hay momentos en los que te pueda encontrar.  Lejos de ti me has ocultado, y me has dejado sin saber, porque te ausentas de mi lado, y me hieres antes de hablar porque tu sombra me oscurece más.  Háblame, no dejes apagar esta emoción, no

La Cama de Piedra

De piedra ha de ser la cama, De piedra la cabecera, La mujer que a mí me quiera Me ha de querer de adeveras. Ay, ay, corazón, por qué no amas.  Subí a la sala del crimen, Le pregunté al presidente Que si es delito quererte, Que me sentencien a muerte. Ay, ay, corazón, por qué no amas.  El día que a mí me maten, Que sea de cinco balaz

Cuatro Milpas

Cuatro milpas tan sólo han quedado de aquel rancho que era mío ¡ay!, de aquella casita, tan blanca y tan bonita, lo triste que está.  Los potreros están sin ganado, todito se acabó? ¡ay!, y ya no hay palomas, ni flores, ni aromas, ya todo murió.  Me prestarás tus ojos morena, en el alma los llevo que miren allá, los destrozos de

El Quelite

Qué bonito es el quelite, bien haya quien lo formó, que por sus orillas tiene de quién acordarme yo.  Camino de San Ignacio, camino de San Javier, no dejes amor pendiente, como el que he dejaste ayer.  Debajo de un limón verde me dio sueño y me dormí, y me despertó un gallito cantando quiquiriquí.  Yo no canto por que sé,&#

Cielo Rojo

Solo, sin tu cariño, voy caminando, voy caminando, y no sé qué hacer, ni el cielo me contesta cuando pregunto por ti, mujer.  No he podido olvidarte desde la noche, desde la noche en que te perdí; sombra de duda y celos sólo me envuelven pensando en ti.  Deja que yo te busque y si te encuentro, y si te encuentro, vuelv