Guerrero, Vicente

Aires libertarios - Personajes

"

(Tixtla, Gro., 1773 - Cuilapan, Oax., 1831)

Su mayor mérito fue resistir y mantener viva la llama de la independencia después de la muerte de Morelos en 1815. Gracias a su tesón y empeño y pese a que tenía todo en contra, en 1820, Agustín de Iturbide se vio obligado a buscarlo para consumar la independencia. Para entonces Guerrero se había convertido en un símbolo entre los insurgentes y aunque sus tropas eran escasas, su fama era reconocida. Esto le permitió vivir con tranquilidad en los primeros años de la década de 1820 y en 1828 decidió buscar la presidencia de la república. Las elecciones no lo favorecieron, y azuzado por varios políticos, encabezó un golpe de estado que lo llevó al poder. Por el origen de su gobierno, su administración no tenía futuro. Apenas logró gobernar del 1 de abril al 17 de diciembre de 1829 pero con la influencia del primer embajador estadounidense en México, Joel R. Poinsett. 

Así, ordenó la expulsión de los españoles del territorio mexicano; hizo frente al intento de reconquista española de 1829 y padeció la rebelión de su propio vicepresidente, Anastasio Bustamante. Al salir a combatirlo, el Congreso lo declaró imposibilitado para gobernar, con lo cual Guerrero se refugió en la sierra del sur. En febrero de 1831 fue víctima de una traición que lo llevó al paredón de fusilamiento donde terminó su vida.