Toña la Negra

Música - Personajes

“Toña en escena era un personaje inolvidable; grande, hermoso, severo y sereno. Era como un pueblo puesto en pie. Algo muy significativo y emocionante. Recuerdo bien su mirada circular hacia la sala, como registrando el número y la calidad de los asistentes y luego su manera de inclinar, muy brevemente, la cabeza para que la música se iniciara.”

Paco Taibo

El barrio La Huaca del Puerto de Veracruz vio nacer a María Antonia del Carmen Peregrino Álvarez un 17 de octubre de 1912.  Comenzó a cantar en su infancia, en fiestas y kermeses, a dueto con su hermano Manuel, después bautizado como “El Negro Peregrino”.

            Formó parte del trío Peregrino-Uzcanga, integrado por los hermanos peregrino e Ignacio Uzcanga Matías. Cantaban en el “Centro de Dependientes” y el Teatro “Variedades” del puerto de Veracruz.

            Cuentan que fue en una de estas fiestas en la que conoció a Agustín Lara: “En 1932 escuché a una joven desconocida —recuerda Lara— Abrir ella la boca y encantarme fue instantáneo. Cuando la oí cantar en aquella fiesta me levanté para preguntarle quién era, de dónde había salido. Me respondió que le decían Toña “La Negra” y que era de un barrio del puerto. Impresionado, la invité a comer al día siguiente, para descubrir que había llegado una nueva musa a mi vida. Escribí Lamento jarocho sólo para ella”.

            Más o menos por la misma época de su encuentro con “El Flaco de oro”, Toña se casó con Guillermo Cházaro Ahumada, quien la llevó a vivir a la Ciudad de México donde tuvo su debut profesional: el 16 de julio de 1929 triunfó en el cabaret El Retiro, donde se la presentaron como "La Peregrino"; ahí la conoció Emilio Azcárraga.

            Se incorporó a la XEW, donde interpretaba temas de Agustín junto a la la orquesta de Alfredo Girón, luego se integró al elenco de la RCA Victor en cuyas grabaciones inmortalizó los temas “De mujer a mujer”, “Cenizas” y “Como Golondrinas”, “Lágrimas de sangre” y “Obsesión”.

            Algunos otros compositores y poetas que le escribieron canciones fueron Rafael Hernández, Gonzalo Curiel, Ignacio Piñeiro, Pedro Flores y Andrés Eloy Blanco.

            Del radio pasó al cine. La primera película con Toña fue Payasadas de la vida, dirigida por Miguel Zacarías en 1934 y con canciones de Ernesto Lecuona y Gonzalo Curiel.

            Participó como cantante y actriz en más de una decena de películas como Así es mi tierraÁguila o sol, La mulata de Córdoba —argumento de Xavier Villaurrutia–, Humo en los ojos, Callejera y La rebelión de los fantasmas entre otras.

            Murió el 19 de noviembre de 1982, a los 70 años.