Tiempo y clima: dos conceptos diferentes

Biodiversidad

Con frecuencia la radio, la televisión o los periódicos informan cómo estará el día en cuanto a temperatura, si estará soleado, nublado, con lluvias, nieve, etc. Y de esta manera sabremos si usar una chamarra, paraguas, bufanda o solo una playera, lentes y protector solar. A este reporte se le conoce como pronóstico del estado del  tiempo. Pero y el clima ¿qué es?

Con frecuencia se confunde el estado del tiempo y el clima de un lugar. Es importante resaltar que ambos conceptos (tiempo meteorológico o tiempo atmosférico) no son lo mismo, cada uno se refiere a una cuestión diferente.

Hay muchas clases de tiempo: cálido o frío, húmedo o seco, despejado o tormentoso, todas resultan de diferentes combinaciones de las variables atmosféricas de temperatura, presión, viento, humedad y precipitación. El tiempo siempre ejerció poderosa influencia sobre las actividades humanas y, durante siglos, el hombre ha estudiado la atmósfera, tratando de comprender su comportamiento. La meteorología es la rama de la ciencia que estudia esta envoltura de aire en torno de nuestro planeta.

Por otro lado también puede decirse que la ciudad de México, Roma y Berlín tienen el mismo tiempo en un momento dado, por ejemplo, un día con lluvia en tres capitales da lugar a un mismo tiempo lluvioso. Sin embargo, es evidente que no tienen el mismo clima, ni siquiera parecido.

La palabra clima viene del griego klima, que hace referencia a la inclinación del Sol. Sin embargo para poder tener una visión completa de los climas a nivel del globo, no queda otra solución que analizar separadamente los elementos del tiempo, estableciéndose así los distintos climas a partir de los valores medios de la temperatura, presión atmosférica, dirección y fuerza del viento, cantidad de nubes, humedad, cantidad de lluvia, etc., registrados durante un período de tiempo muy largo, generalmente de treinta años. La utilidad del concepto de clima se debe a que, por ejemplo, la temperatura media de un lugar durante un período de treinta años es prácticamente la misma que durante otros treinta años distintos. Esto nos permite decidir si el clima de un lugar es frío o cálido. El registro continuo de los datos meteorológicos permite igualmente apreciar las posibles variaciones o cambios que se pudieran producir a la norma establecida para un determinado lugar.

De esta manera podemos definir el tiempo como ""el estado de la atmósfera en un lugar y un momento determinados"" ejemplo: El tiempo en la Ciudad de México es cálido, con una temperatura, en estos momentos, de 24°C; y el clima, ""como la sucesión periódica de tipos de tiempo"" es decir el clima en la Ciudad de México es templado sub-húmedo con lluvias en verano.