SoundCloud, la red social musical

Ciencia y Tecnología

Hace algunos años Myspace era la red social con más suscriptores, llegando a un pico de usuarios durante junio de 2006, cuando sobrepasó incluso a Google como el sitio más visitado en Estados Unidos. Gran parte del éxito de la página fue acercar a la gente a sus artistas favoritos, permitirles estar en contacto, seguir sus actividades y escuchar su música a través de un sencillo reproductor, en el que incluso se podían descargar canciones si el artista así lo permitía.

A principios de 2008, Myspace quedó relegado ante la popularidad de Facebook, pero coincidió con que algunos meses antes se había quitado la opción para descargar la música de los artistas con miras a un nuevo reproductor que permitiera la venta de canciones. Quizá eso fue un punto clave en la caída del sitio que la empresa de medios News Corp. adquirió por 580 millones de dólares en 2005 y vendió por solamente 35 millones en 2011. Mal negocio. ¿Quién la compró? Un grupo de inversionistas del cual forma parte el cantante y actor Justin Timberlake.

Se dieron cuenta demasiado tarde que tanto el entretenimiento respaldado por grandes corporaciones, así como la música independiente, eran gran parte del encanto de Myspace. Allí fue cuando nació SoundCloud, a finales de 2008, respondiendo a la necesidad de compartir canciones, producto del ingenio de un par de sujetos relacionados con el hacer música, Alex Ljung y Eric Wahlforss. Empezó como un proyecto para pasarse canciones entre el artista y el ingeniero, y les funcionó tan bien que decidieron extenderlo a quien le resultara útil.

Fue un proceso de prueba y error para sus creadores, algunas funciones se quitaron y otras se integraron, como la interacción con Facebook, la posibilidad de crear un widget o aplicación web para poner la música en prácticamente cualquier página, obtención de estadísticas, ajustes de privacidad, comentarios, la posibilidad de tener un dominio propio, en fin, pero probablemente la opción más exitosa es la de descarga.

La posibilidad de bajar canciones resulta en beneficio de todos, usuarios, artistas y SoundCloud. La gente buscaba música gratuita o al menos bajo una licencia personal para escucharla y los artistas buscaban difusión, así que mientras no se rompieran leyes de derecho de autor, todos contentos. En la portada del sitio se plantea como primer paso ""crear sonidos originales"", así que no queda lugar a dudas.

Para mayo de 2010 <a target="""" title="""" href=""http://sound... llegó a 1 millón de usuarios, pero luego la explosión de popularidad de los teléfonos móviles los llevó a crear la aplicación o app de SoundCloud, primero para iPhone y después para Android, logrando que la gente compartiera ya no solamente música, sino sonidos de todo tipo, podcasts, lecturas de libros, saludos, discursos, etc. y que además los compartiera. Más de 5 millones de la aplicación para móviles se descargaron y en enero de 2012 se anunció que SoundCloud llegó a 10 millones de usuarios registrados.