Presidentes de México: Antonio López de Santa Anna (1794-1876)

La época de la anarquía - Personajes

Nació en Jalapa, Veracruz el 21 de febrero de 1794. Fue presidente de México en once ocasiones, sin embargo en tiempo efectivo no sumó siquiera un sexenio. Anhelaba la fama, la gloria y el reconocimiento público, pero huía de la responsabilidad de ejercer el poder.

Durante los primeros diez periodos presidenciales cometió actos por los que fue criticado, no le gustaba el poder, sino lo que rodeaba al poder: la adulación, la lisonja, la egolatría. Fue un hombre inconsistente, persiguió insurgentes y apoyó a Iturbide; lo mismo fue imperialista que republicano, federalista que centralista. Su carisma lo llevó a convertirse en el árbitro de los destinos del país desde 1833 hasta 1855. Únicamente en su última presidencia se fijó la tarea de gobernar y se rodeó de los más destacados conservadores de la época, encabezados por Lucas Alamán pero a la muerte de éste, cometió toda clase de excesos políticos.

Publicó una ley de imprenta que casi eliminó la prensa libre, envió al exilio a miembros del partido liberal como Melchor Ocampo y Benito Juárez y para pacificar los caminos, ordenó la ejecución de los salteadores. A la muerte de Alamán, en junio de 1853, la dictadura conservadora se transformó en una dictadura sin un programa político. Aparecieron absurdos impuestos: por el número de puertas y ventanas de una casa, por la cantidad de perros y por el número de ejes de un carruaje. Sin embargo, con apoyo de las ideas de Lerdo de Tejada y Joaquín Velázquez de León, el gobierno impulsó la construcción de la carretera a Cuernavaca y de la línea telegráfica a Guanajuato, aceleró las obras de la vía férrea de Veracruz, estableció bibliotecas en las principales ciudades, promovió la adquisición de maquinaria nueva para fábricas y se promulgó el primer código de comercio. Y para exaltar a la patria, se estrenó el Himno Nacional el 15 de septiembre de 1854.

Obligado por Estados Unidos, vendió el territorio de La Mesilla. El 1 de marzo de 1854, con el Plan de Ayutla, se materializó una revolución de los liberales encabezada por Ignacio Comonfort y Juan Álvarez quienes, en poco más de un año terminaron con el régimen de Santa Anna, obligándolo a dejar la presidencia y huir del país. Durante la guerra de intervención, Santa Anna ofreció prestar sus servicios para luchar pero fue rechazado, sin embargo, en 1867 intentó desembarcar en las costas de Yucatán, dónde fue aprehendido y trasladado a Veracruz, donde se le condenó a ocho años de destierro. Después pudo volver a su patria, donde murió el 21 de junio de 1876.

Sus once periodos presidenciales fueron:

16 de mayo de 1833 a 3 de junio 1833.
18 de junio de 1833 a 3 de julio de 1833.
27 de octubre de 1833 a 15 de diciembre de 1833.
24 de abril de 1843 a 28 de enero de 1835.
18 de marzo de 1839 a 10 de julio de 1839.
10 de octubre de 1841 a 25 de octubre de 1842.
5 de mayo de 1843 a 6 de septiembre de 1843.
4 de junio de 1844 a 12 de septiembre de 1844.
21 de marzo de 1847 a 2 de abril de 1847.
20 de mayo de 1847 a 16 de septiembre de 1847.
21 de abril de 1853 a 12 de agosto de 1855.