Rotofoto: el que se lleva ¿se aguanta?

La reconstrucción - Vida Cotidiana

1938 parecía augurar tiempos reales de apertura democrática. Así lo demostraba la publicación dirigida por José Pagés Llergo, Rotofoto. Se trataba de una publicación vanguardista al estilo de la Life norteamericana, en que las imágenes eran el centro demandante de los artículos, las cuales se acompañaban de comentarios satíricos e irónicos que provocaban trastabillar a cualquiera de los retratados. El tiempo de su publicación fue efímero. Once números bastaron para desnudar no sólo la temperatura de las circunstancias que el país vivía, sino también la paciencia y tolerancia del gobierno de un presidente que la misma publicación refirió como un ""referente demócrata"".

Mientras la publicación mostró el retrato de los opositores al gobierno no hubo problema. En los primeros números hubo mofas contra el líder sindical Vicente Lombardo Toledano, contra el rebelado Saturnino Cedillo, contra el suspirante presidencial Ezequiel Padilla. Inclusive, el propio presidente Cárdenas se dio a la tarea de involucrarse directamente en las páginas de la publicación, cuando durante un viaje de trabajo en Michoacán, la cámara de Rotofoto halló al célebre artista Gerardo Murillo, conocido como el Dr. Atl, durmiendo en el quicio de una puerta. Se dice que Cárdenas aprovechó la ocasión para poner una botella al lado del pintor, lo que derivó en la publicación de la imagen con un comentario que acabó con la amistad de ambos personajes: ""¿Siesta o mona?""

Rotofoto quiso hacer gala y evidencia de su magnífica relación con el presidente del país y encargó un reportaje titulado ""Baño de políticos"", mostrando la secuencia de varias imágenes de algunos políticos, entre ellos, Manuel Ávila Camacho, Marte R. Gómez, Gabino Vázquez y el propio presidente Lázaro Cárdenas bañándose en un río. ""Esta foto nos ha puesto a pensar mucho, no obstante lo que eso nos molesta a los intelectuales. Pero realmente en este país, el único que no se pone las botas es el presidente"". Se trataba de la imagen número seis en que aparecía Cárdenas, al parecer vistiéndose. Traía puesta una camiseta y una camisa abierta, se le veían las piernas desnudas porque no traía pantalones.

Aunque el presidente, aparentemente, aguantó estoicamente lo que él mismo había contribuido a construir, el colmo sucedió cuando el número 11 de la publicación dio a conocer detalles de la situación y operaciones del levantamiento cedillista.

El 31 de julio de ese mismo año por órdenes del gobierno se canceló la publicación de Rotofoto, mostrando que la imagen de apertura, tolerancia y democracia, aún se encontraba en ciernes.

http://youtu.be/_aYTFokSWfghttp://youtu.be/_aYTFokSWfg