Principales spas en San Miguel de Allende

Guanajuato - Turismo

San Miguel es un lugar encantador, donde la arquitectura colonial se funde con lo mejor en servicio, creando un destino perfecto para quienes desean pasar un fin de semana de descanso y relajación. En los últimos años decenas de spas han abierto sus puertas en esta ciudad, con tratamientos y sanaciones para todos los gustos.
Entre los spas más tradicionales de San Miguel destaca el Hotel Casa Primavera (salida a Querétaro 189 A), cuyo spa ofrece cuatro cabinas de masaje, sauna, vapor y la línea de productos italianos Confort Zone. El Hotel & Spa Doña Urraca (Hidalgo 69, Centro) se ubica en una antigua casona; además de los masajes, hay una gran variedad de tratamientos faciales y corporales personalizados. Mientras tanto, el Hotel Atotonilco el Viejo (Carretera Santuario Atotonilco s/n) ofrece masaje sueco (ideal para relajar músculos y eliminar el estrés), reflexología, piedras calientes y magnetismo holístico celular, que consiste en la colocación de imanes en el cuerpo para conseguir un equilibrio energético y alinear los chacras.
Por su parte, el Rosewood Spa (Nemesio Diez 11, Centro) tiene reconocimiento a nivel internacional. Considerado como un santuario para el cuerpo, ofrece terapias, tratamientos, masajes y faciales, así como sauna, vapor, gimnasio, yoga, pilates y zonas de relajación. Sus tratamientos son muy completos, ya que suelen mezclar varias modalidades, como aguas termales, aromaterapia, piedras calientes, hidrataciones con miel y leche y exfoliaciones con sal, entre otros.
El Wol-Ha Spa, del Hotel Real de Minas (Ancha de San Antonio 1, Centro), posee un equipo de profesionales en las ramas de salud, belleza y bienestar, lo que permite crear tratamientos especiales que van de faciales hidratantes y de limpieza profunda, hasta tratamientos corporales y anti edad. También cuenta con una sección exclusiva para caballeros, masajes y rituales.
El Laja Spa, de Casa de Sierra Nevada (Hospicio 42), es un sitio de purificación y rejuvenecimiento donde hay desde terapias de curación tradicional, hasta lo último en tratamientos, así como un temazcal; su personal está cualificado para diagnosticar según el tipo de piel.