Peñón costero Los Metates, en Quiahuiztlán

Veracruz - Geografía

Junto a Quiahuiztlán, una de las más curiosas y panorámicas zonas arqueológicas de la costa del Golfo de México, en la llamada Faja de Totonacapan, municipio de Actopan, se levanta una prominencia rocosa de gran notoriedad.

Es el Peñón de los Metates, el cual custodia en este punto la estrecha franja costera plana, donde están los arenales de Chalchicueyecan y la Punta de Villa Rica, aquella en la que desembarcó el conquistador español Hernán Cortés en 1519, entre las lagunas Farallón y El Llano. Esta estructura rocosa emerge abruptamente de entre una densa vegetación hasta una altura de 300 metros. El erguido peñón que se alza entre las pequeñas tumbas totonacas, presenta columnas verticales de basalto volcánico, surgidas en la era geológica del Cuaternario. El cerro es conocido también como ""Bernal"" y su principal nombre deriva de los muchos y pequeños metates que han sido hallados bajo tierra. El metate es un mortero tallado en piedra, hecho para moler el maíz y otros vegetales comestibles.