Nube número nueve

Biodiversidad

Expresiones tan comunes como ""¿andas en las nubes?"", ""bájate de tu nube"" o ""de qué nube te caíste"" me pusieron a pensar en realidad ¿qué son las nubes?, ¿para qué sirven? Siempre que levantamos la vista hacia el cielo, ahí están, algunas muy blancas otras formando conjuntos de algodones con diferentes tonalidades de grises. Hasta utilizando la imaginación les encontramos formas de animales u objetos.

 

Es importante destacar que el 50% de la Tierra siempre está cubierta por nubes. Sin ellas, no tendríamos lluvia, tormentas, arcoiris o nieve ¡La atmósfera sería realmente aburrida si el cielo siempre fuera azul! Las nubes pueden ser de diferentes tamaños y formas. Están formadas por grupos de pequeñísimas gotas de agua o cristales de hielo en el cielo y se asocian con distintos tipos de precipitaciones, dependiendo de la temperatura de la atmósfera. Pueden formarse cerca del suelo o alto en la atmósfera.

 

La mayoría de las nubes están asociadas con los estados del tiempo.  Pueden dividirse en grupos de acuerdo a la altura en la que se encuentre la base de la nube, de la superficie de la Tierra. La altura de las nubes es diferente en las regiones del trópico y en las regiones polares. Las nubes se observan a simple vista y se clasifican según un sistema internacional creado a comienzos del siglo XIX por Luke Howard, químico inglés que las dividió en 4 grandes categorías:

 

Cúmulos (Cumulus): nubes de desarrollo vertical

 

Estratos (Stratus): nubes estratificadas

 

Nimbos (Nimbus): nubes capaces de formar precipitaciones

 

Cirros (Cirrus): nubes de cristales de hielo

 

Su forma depende de la manera en que el viento se mueve alrededor de ellas. Si el viento se mueve en dirección horizontal, las nubes se extienden en capas y crecen ascendentemente cuando el viento va en esa misma dirección.

 

En cuanto al color se podría definir de inmediato que las nubes son blancas, lo cual es correcto ya que al difundir sus pequeñísimas gotitas la luz del sol dará como resultado una completa escala de blancos y tonos grises. Al atardecer las nubes se colorean de rojos y naranjas debido a la absorción de azul en la gruesa capa atmosférica que los rayos de luz tienen que atravesar en los momentos crepusculares. Pero las nubes, como todo el mundo sabe, que son a menudo oscuras y amenazantes anuncian lluvias inminentes, la tonalidad que adoptan se debe a que su gran espesor filtra toda la radiación del sol (hasta un 95%), cuando más cargadas de agua, más oscuras parecerán.

 

Es muy importante mencionar que la Tierra no es el único planeta que tiene nubes ¡Otros planetas, como Venus, Marte, Júpiter, Neptuno, Urano y Saturno, también tienen nubes!

 

http://youtu.be/E9f5_O8dvU0

http://youtu.be/2isd8kQqAvw