Nadando entre arrecifes

Biodiversidad

     A menudo escuchamos en las noticias muchos esfuerzos de grupos y organizaciones ecologistas que hacen manifestaciones para evitar que se construyan nuevos consorcios hoteleros cerca de zonas protegidas o que se empiecen a hacer perforaciones en determinadas áreas donde existen especies marinas protegidas ya sean plantas o animales, o simplemente en ese lugar se ubica un gran arrecife de coral. Lo que nos lleva a la primer duda, ¿Qué es un arrecife de coral?, ¿qué tamaño tienen? o ¿dónde se desarrollan este tipo de organismos?

 Los arrecifes coralinos constituyen uno de los ecosistemas más espectaculares del planeta, es una estructura de piedra caliza que proporciona refugio para casi un cuarto de toda la vida marina que hay en los mares, son hogar de más de 4 mil especies de peces, 700 especies de coral y miles de otras plantas y animales.

 Muchas veces confundido como planta o roca, el coral se compone de animales diminutos y frágiles conocidos como pólipos y de los esqueletos de estos cuando mueren. Hay dos tipos de coral: el coral duro, y el coral suave, que por su forma y flexibilidad se asemeja más a las plantas.

 Se reconocen desde el espacio, ya sea como barreras que bordean cientos de kilómetros de costas continentales (como la Gran Barrera Australiana), o como atolones y pequeños cayos de múltiples tonalidades verdes y azules.

 

 En México hay arrecifes coralinos en el Océano Pacífico, el Golfo de México y en el Mar Caribe, en la Península de Yucatán. En esta última zona, el arrecife forma una barrera discontinua de alrededor de mil kilómetros de longitud, que se prolonga hasta Honduras, y que es considerada corno la segunda más grande del mundo, después de la gran barrera de arrecifes de Australia. Actualmente, estos hermosos y ricos ecosistemas se encuentran amenazados por la contaminación, la erosión del suelo, la sobrepesca, el turismo marino y por el cambio climático global.

 Se estima que el área que ocupan los arrecifes coralinos de aguas cálidas en el país asciende a cerca de mil 780 kilómetros cuadrados, es decir, cerca del 0.63% del área total de este tipo de arrecifes en el mundo. En el caso de los arrecifes de aguas frías, poco se sabe de su distribución geográfica en el país. Los registros provienen fundamentalmente de colectas de ejemplares de algunas de sus especies en el Golfo de México, aunque no debe descartarse su presencia en las aguas territoriales del Pacífico.

 

 Enlace de YouTube:

http://youtu.be/Y_9MrpuNOO0