Monte Albán: Los valles y la cordillera

El siglo de la conquista - Hechos

La ciudad de Monte Albán simultáneamente encierra y proyecta una visión total del universo prehispánico. Con gran influencia de dos de las más antiguas ciudades mesoamericanas -Mogote y Dainzú- fue construída en una montaña a 400 metros de altura sobre los tres valles centrales de Oaxaca: Etla, Tlacolula y Zimatlán-Ocotlán, ubicación estratégica en la que pesaba la vocación militar de la sociedad que la habitaba. 

Se afirma, no sin ciertas reservas, que su fundación data del siglo V a.C. y como evidencias de su desarrollo se tienen las estelas que contienen sistemas calendáricos y de escritura que provienen del siglo IV a.C. La cima del monte fue aplanada a lo largo del tiempo para desplantar allí los edificios y espacios que se empleaban para los cultos político-religiosos, entre los que destacan la Plaza Central, la Plataforma Sur, el Juego de Pelota y la Plaza de los Danzantes, con dos muros defensivos en los puntos norte y oeste de la zona. La mayor parte de la población vivía en las laderas del monte y basaba sus actividades en el comercio y la agricultura asociada a las tierras de la ribera del Río Atoyac. Se estima que durante el siglo III d.C. Monte Albán tenía alrededor de 20,000 habitantes. 

Las escalas sobrehumanas con que fue edificada revelan la exigua dimensión que se le otorgaba al hombre frente a las fuerzas que dominaban la naturaleza; de los siglos III al VI d. C. tuvo una fuerte influencia teotihuacana en todos los terrenos del pensamiento: la religión -como lo prueba la presencia de tableros escapularios-, la arquitectura, el comercio y las prácticas domésticas. Son numerosas las referencias al culto de Pitao-Cocijo (deidad relacionada con la agricultura y la lluvia). Su condición de centro ceremonial, pone frente a nuestros ojos algunos de los más elocuentes testimonios de la vida que llevaron sucesivamente sus ocupantes, primero los chatinos (un término híbrido que pudiera referir a varias culturas), luego los zapotecos y más tarde los mixtecos. 

La desocupación de la ciudad se consuma en el siglo IX a.C. Asimismo, los nombres con que ha sido denominada la ciudad han variado de acuerdo con el período histórico: no sin discusión, se dice que los zapotecos la denominaban Dani Baá o Dahuya quch (""Cerro de Piedras Preciosas""), los mixtecos Yúcu-cúi (""Cerro Verde"") y también con incertidumbre se ha planteado que el nombre con el que la conocemos actualmente proviene del apellido de quien durante el siglo XVII fue propietario de los terrenos donde se localizan los yacimientos arqueológicos. 

Como sucedió con las principales urbes de la antigüedad mexicana, tuvo varios períodos constructivos, fue una ciudad construida y reconstruida durante trece siglos, lo que muestra que en las culturas que la habitaron no había la idea de que la existencia era fija e inmutable, ni que el ser humano era una creación acabada. Monte Albán es resultado del trabajo de grandes colectividades a través del tiempo, un hecho que la ubicó como la urbe más longeva y la primera estratificación social conocida de Mesoamérica; por sus calles circularon mercancías provenientes de Teotihuacán y la cuenca central, Cuicatlán, Tomaltepec, Yagul, así como de poblados de la costa del Pacífico dominados por Monte Albán durante más de diez siglos. 

Las estelas del edificio J sirven de prueba contundente de su expansión militar y las estelas del edificio L, llamadas ""los danzantes"" (en realidad personajes cautivos en posiciones excéntricas y con mutilaciones genitales), dan cuenta de sus despiegues bélicos. Su concepción de la trascendencia de la vida más allá de la muerte les permitió crear un arte funerario único. La tumba 7, explorada por Alfonso Caso en  los años treinta del siglo XX es famosa por contener la ofrenda funeraria con mayor cantidad de oro -trabajado en filigrana- descubierta hasta la fecha. La ciudad tiene una liga con las posiciones astrales: la estela de mayores dimensiones (6.5 metros de altura) mantiene un alineamiento en dirección de la Estrella Polar. En 1987 la zona fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.   

 

Enlace de YouTube:

<a target="""" title="""" href=""http://youtu...