México en la segunda guerra mundial

La estabilidad - Hechos

El pago por las conquistas de la revolución.

El objetivo del presente ensayo, es mostrar que la participación de México en la Segunda Guerra Mundial obedeció a la necesidad de legitimar a Revolución Mexicana en el ámbito internacional, para ello la diplomacia mexicana desplegó una serie de acciones tendientes a ello.

El movimiento revolucionario mexicano en el ámbito oficial fue simplemente una búsqueda de un rumbo propio dentro del sistema capitalista, por ello los gobiernos que surgieron de dicha gesta armada en lo interno procuraron establecer algunos equilibrios entre el capital y el trabajo y entre los campesinos y los grandes propietarios.(1)

La Revolución Mexicana vino a ser uno los movimientos armados que cuestionaron al sistema capitalista vigente a principios del siglo XX, puesto que el porfiriato había puesto en manos extranjeras gran parte del capital, sobre todo el petróleo, esto estaba en boga para los países dependientes de las grandes potencias como México.(2)

Al estallido del movimiento las grandes potencias con intereses en México trataron de protegerlos, el asesinato de Madero para autores como Lorenzo Meyer fue una muestra de los intereses petroleros estaban dispuestos a defender a cualquier precio sus propiedades.(3)

Por otra parte, la diplomacia de la Buena Vecindad permitió que ciertas conquistas impulsadas por los gobiernos emanados de la revolución mexicana se pudieran llevar a cabo, una de ellas y la más importante es la expropiación petrolera. Para 1938 la expansión de la Alemania nazi, el Imperio japonés y la Italia de Mussolini preocupaban al presidente de los Estados Unidos, Franklin Delano Roosevelt, quién utilizó su política de la Buena Vecindad para asegurase la colaboración continental.

La expropiación petrolera constituyó la prueba más importante de dicha política, puesto que empresarios petroleros en alianza con algunos funcionarios gubernamentales mexicanos boicotearon la economía nacional bloqueando el acceso de las mercancías mexicanas a los mercados estadounidense y de algunos países europeos. Dicha situación fue aprovechada por el gobierno de Hitler, cuyo Ministerio del Comercio invitó al gobierno cardenista a establecer negociaciones para que México vendiera petróleo a los alemanes.(4)

A la etapa previa a la entrada mexicana en la Segunda Guerra Mundial le llamó neutralidad beligerante, puesto que desde la neutralidad, el gobierno mexicano apoyaba a uno de los bandos en el conflicto, no sólo vendiendo petróleo, si también con la protección a los españoles republicanos, a los antinazis y el apoyo cardenista al sistema interamericano de naciones.

La diplomacia revolucionaria garantizó la reinserción del país en el capitalismo, mediante el impulso de reformas internas que necesariamente requerían la legitimación internacional, por ello desde 1910 hasta 1950 las élites que gobernaron al estado mexicano, primero en la guerra civil y luego en la reconstrucción nacional, desplegaron una diplomacia tendiente a proteger las reformas emprendidas. La doctrina Carranza y una de sus derivaciones (Doctrina Estrada) son ejemplos de ello.

Mediante una vigorosa acción el mundo exterior, los gobiernos revolucionarios se legitimaron en lo interno, la entrada de México en la Segunda Guerra Mundial bajo el lema ""Unidad Nacional"" fue el motor que propició la definitiva instauración del régimen posrevolucionario, mediante el corporativismo sindical represor y la incorporación de los sectores medios e industriales al corporativismo oficial.

La industrialización fue uno de los alcances que México tuvo al participar en el conflicto, el mercado estadounidense importó materia prima mexicana necesaria para su esfuerzo bélico y la industria mexicana produjo insumos necesarios para la economía nacional. Pero el esfuerzo militar mexicano también afectó a las clases trabajadoras y campesinas por diversos factores entre los cuáles menciono la carestía de la vida ocasionada por la escasez de víveres, el abandono del campo por la incipiente industrialización, además se fortaleció el corporativismo de campesinos y obreros por parte del gobierno, afectando su libertad de asociación y la búsqueda de mayores beneficios.

La entrada del país a la guerra al lado de los Estados Unidos y sus aliados, representó el despegue del cine nacional, aunque en un principio el cine sirvió como vehículo de propaganda para la causa aliada fomentando el patriotismo, nacionalismo y la cultura machista. Como producto de la entrada mexicana al conflicto, el problema migratorio entre el país y los Estados Unidos tuvo soluciones parciales, como prueba de ello se firmaron entre los dos gobiernos una serie de acuerdos tendientes a la contratación de trabajadores migratorios agrícolas y no agrícolas, planteando problemas como el despoblamiento de tierras producto de la emigración y sobre todo el problema actual del desaparecido fondo de ahorro que hasta el año 2004 no se había entregado a sus respectivos dueños.(5)

México contribuyó también al esfuerzo aliado mediante la celebración de un convenio para permitir la realización del servicio militar de nacionales en los Estados Unidos, muriendo 15 mil connacionales en tierras europeas, asiáticas. El punto culminante de la participación militar mexicana en el conflicto, fue el envío del Escuadrón 201 a tierras filipinas en el marco de la beligerancia diplomática nacional. Dicho escuadrón perdió a 6 pilotos durante el entrenamiento en los Estados Unidos y en el frente de las Filipinas.(6)

Notas:

1. El presente texto es un resumen de tesis de licenciatura en Historia que lleva el mismo título.

2. José Steinsleger: ""ALCA: ¿Panamericanismo reciclado?"" en La Jornada, 19 de abril 2001.

3. Lorenzo Meyer: México y Estados Unidos en el Conflicto Petrolero 1917-1942. PEMEX Edición conmemorativa, 1° edición COLMEX 1968 páginas 43-53.

4. Expediente (Ex.) 34-18-1 Archivo de Concentrados (ADCN), Archivo Histórico Genaro Estrada Secretaría de Relaciones Exteriores (S.R.E.). Informes que la legación de México en Berlín envía a nuestro gobierno, 1938.

5. Ex. EUA-80-(V) ADCN S.R.E Acuerdo entre el Gobierno de los Estados Unidos Mexicanos y el Gobierno de los Estados Unidos de América para Reglamentar la Contratación de Trabajadores No Agrícolas Migratorios Mexicanos. Exp. EUA-80-(IV) ADCN. S.R.E. Acuerdo que Modifica el Convenio entre el Gobierno de los Estados Unidos Mexicanos y el Gobierno de los Estados Unidos de América del 4 de agosto de 1942 para Reglamentar la Contratación de Trabajadores Agrícolas Migratorios Mexicanos. <a target="""" title="""" href=""http://www.j... Página Web del periódico La Jornada del 15 de febrero de 2004, consultada el 7 de septiembre de 2009.

6. Página web oficial de la Secretaria de la Defensa Nacional México También se creó un sistema de reemplazos cuya misión era entrar en acción por cada piloto, elemento de servicios, administración y armeros muertos en combate, el Escuadrón 201 fue abanderado para la guerra el 22 de febrero de 1945 por el entonces subsecretario de la Defensa Nacional General de Div. Francisco L. Urquizo en representación presidencial y del secretario del ramo, el Escuadrón 201 tuvo como bases en Filipinas el fuerte Stotsenburg y en Porac, Víctor Hugo Vargas nos menciona en su tesis que no es sobre Tokio, sino sobre un lugar llamado Toko sobre la misma Isla de Formosa.