Marte, "¡aguas!"

Ciencia y Tecnología

Por Alejandro Rosas

El 25 de julio de 1976 la sonda Viking 1 fotografió parte de la superficie del planeta Marte en la región conocida como Cidonia. Las imáganes causaron gran furor, porque la formación geológica tomada parecía un rostro humano; tiene 3 kilómetros de largo por 1.5 kilómetros de ancho.

A partir de ese momento circularon cualquier cantidad de historias fantásticas; se dijo –y los apasionados del fenómeno OVNI, aún lo sostienen-, que es una figura esculpida por extraterrestres; que con eso quedaba demostrado que hay vida inteligente en el espacio exterior, que eran pirámides marcianas, que era una forma de comunicarse y cualquier otro tipo de interpretaciones. Lo cierto es que es sólo una formación rocosa, nada más, nada menos.

La posibilidad de que hubiera existido vida en Marte siempre ha desatado el interés de los estudiosos pero nunca ha podido comprobarse. Sin embargo, en las últimas semanas, investigadores de la NASA anunciaron que existe agua en marte. La sonda Curiosity detectó los primeros indicios de agua líquida en el cráter Gael. Pero no pudo advertir rocas de sal hidratadas porque el proceso solo ocurre de noche y la sonda no funciona a esa hora debido a las bajas temperaturas y a que se movía con energía solar.

A través de imágenes satelitales del planeta rojo –ubicado a 92 millones de kilómetros de la Tierra- se detectaron largas líneas en las pendientes de la superficie como si fueran formadas por el recorrido que hace el agua en la Tierra y que durante las épocas de más frío desaparecen. 

            El asunto del agua en marte no es algo nuevo; desde hace tiempo las investigaciones determinaron que en el pasado el planeta contó con grandes cantidades de agua; también se sabía de la existencia de agua congelada debajo de la superficie. Sin embargo, el hallazgo permite afirmar que es la primera vez que hay evidencia directa de la existencia de agua líquida en la superficie.

En el mismo 2015, la NASA anunció que habían llegado a la conclusión de que casi la mistad del hemisferio norte del planeta rojo fue un océano en el pasado. Pero no vayamos muy lejos, cuando hablamos de pasado, no son unos cuantos añitos, sino millones de años. Aún cuando el agua es necesaria para la vida, los propios investigadores señalaron que “el hecho de que haya agua congelada, corrriente o ambas, no implica directamente que haya vida en Marte”.