Los apuntes de Norma Jeane

Cine - Personajes

El 5 de agosto de 1962 murió Marilyn Monroe. “Todo el mundo dejó de trabajar, y a lo largo de todo el día pudimos ver las mismas expresiones en el rostro, el mismo pensamiento: ‘¿Cómo es posible que una chica que tiene éxito, fama, dinero, belleza, haya podido suicidarse?’”, resumió Marlon Brando, su amigo, con quien tenía planes de abrir una casa productora en la que contratarían a Lee Strasberg como pieza clave.

            La conexión Monroe – Strasberg comenzó en 1955, cuando Marilyn se matriculó como alumna en el Actor’s Studio. Aspiraba a ser una actriz en serio. Strasberg descubrió que detrás de aquel rostro hermoso y cuerpo despampanante había mucho talento y lucha interior; a partir de ese momento se convirtió en su mentor y guía.

            Paula, esposa de Lee y actriz del método, se convirtió en la “guardiana actoral” de Marilyn. La acompañó en cada día de filmación de todas las películas que la actriz realizó en los últimos seis años de su vida.

            El mito erótico de los cincuentas fue hallado muerto en su casa de Hollywood. Lee Strasberg heredó sus posesiones personales: cosméticos, ropa, fotos, documentos, cartas, y un montón de cuadernos y hojas con apuntes en donde Norma Jean Mortenson, la mujer tímida detrás de la gran estrella, intentaba explicarse el mundo.

            De ese legado se han rescatado una serie de poemas, cartas y reflexiones que ayudan a descubrir la otra cara de quien se consideraba a si misma “dos en uno: Jekyll y Hyde”.

            En un aniversario más de su muerte aquí te compartimos algunos de los apuntes de Norma Jeane:

“No es tan divertido conocerse demasiado o creer que se conoce uno demasiado. Todo el mundo necesita un poco de amor propio para superar las caídas y dejarlas atrás”.

“Me parece que no soy muy lista.

No solo tonta/si tuviera

un poco de seso no estaría

en un tren costroso con esta

orquesta de chicas costrosas”.

“Siempre admiré a los hombre que han tenido muchas mujeres. Será porque a la hija de una mujer insatisfecha la idea de la monogamia le resulta hueca”.

“La actriz no debe tener boca

ni pies

ni hombros

ni corsé

colgar

taaan

suelto todo”.

“Verdaderamente no soporto a los Seres

Humanos a veces –sé

que cada cual tiene sus problemas

como yo tengo los míos –pero verdaderamente

estoy demasiado cansada para eso. Tratar de comprender…”.

“Tienes que sufrir –la pérdida de tu oscuro dorado cuando hasta la cobertura de hojas muertas te abandone. Fuerte y desnuda debes permanecer –viva- mientras miras de frente a la muerte y el viento te hace inclinarte".