Las novelas que llegaron a la pantalla grande

Cine - Obras

Hollywood, la meca del cine que produce al año más de quinientas películas de todos los géneros y para todos los gustos, casi desde su nacimiento ha echado mano de la industria editorial para elegir sus historias; algunas de ellas en su traslado del lenguaje escrito al audiovisual, han logrado fascinar tanto a lectores como espectadores. Harry Potter y El Señor de los anillos son los ejemplos más taquilleros.

La famosa saga de El Padrino, llevada al cine en 1972 por Francis Ford Coopola, con la maravillosa actuación de Marlon Brando dando vida al capo Vito Corleone, es una adaptación de la novela de Mario Puzo.

Hace algunas décadas, el americano Dan Brown causó revuelo con su novela El Código Da Vinci en donde plantea una conspiración en torno a la vida de Cristo. La novela se convirtió de inmediato en un éxito editorial. En la pantalla grande la historia fue protagonizada por Tom Hanks y la francesa Audrey Tatou, dirigida por Ron Howard. La controversia aumentó cuando algunos representantes de la iglesia católica pidieron a los feligreses no ver la película.

En la década de los setentas, Stanley Kubrick decidió llevar al cine una novela escrita por Vladimir Nabokov en 1955. Director y autor trabajaron en el guión de Lolita, una historia de amor plagada de violencia y perversión, entre una niña de doce años y un profesor de escuela obsesionado con ella. Otra adaptación de Kubrick fue la famosa Naranja Mecánica, que originalmente fue una novela escrita por Anthony Burguess.

Otro caso es Trainspotting, novela escrita por Irving Welsh, que en su versión cinematográfica alcanzó fama mundial. La película de Dany Boyle destacó por su banda sonora en la que colaboraron estrellas como Iggy Pop, Brian Eno, Lou Reed y la banda británica Blur.

La industria del cine mexicano también ha realizado varias adaptaciones de libros, la más popular es sin duda Como agua para chocolate, conocida novela de Laura Esquivel, que en cine fue dirigida por Alfonso Aráu en 1992.

Una película considerada de culto que también salto de las páginas al cine es Blade Runner, basada en la novela de Philiph K. Dick ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?. La historia profundiza en la idea de que los robots pueden llegar a sentir emociones humanas. Fue protagonizada por Harrison Ford y dirigida por Ridley Scott en 1982.