La vida en la Hacienda de Bledos, Villa de Reyes.

Aires libertarios - Vida Cotidiana

En Villa de Reyes contamos con ocho cascos de Ex Haciendas, que por los años 1500 estaban en su gran auge, estas haciendas se encuentran localizadas en diferentes comunidades alrededor de este municipio. Comenzando en Laguna de San Vicente, Jesús maría, Pardo, Gogorrón, Calderón, La ventilla; Carranco y Bledos. 

Bledos, Precedida por una rica Historia.

La hacienda de Bledos, enclavada en un amplio Valle con campos de cultivo, regados por arroyos permanentes y un manantial conocido como la Ciénega de los Bledos, ubicada al sur de la Cabecera Municipal de Villa de Reyes a una altura de 2 mil metros sobre el nivel del mar, en un valle solitario y en una sierra difícilmente accesible por lo que Bledos no tuvo jamás problemas con los pueblos vecinos que le disputaran tierras y aguas. 

El primer poblador español de Bledos fue Francisco Cárdenas, quien obtuvo el 8 de enero de 1596 la merced de un sitio de ganado mayor y dos caballerías de la tierra ""La Ciénega que llaman de los Bledos en una sauceda que está pegada al arroyo que va a salir al Valle de San Francisco"", actualmente Villa de Reyes. Varios años antes, los chichimecas habían sido derrotados en Bledos por el cacique de Jilotepec Diego de Tapia. 

En 1676 el Licenciado Francisco Guerrero aparece como dueño de la Hacienda de Bledos, esto al contraer matrimonio con la heredera. 

Originalmente Bledos tenia doce sitios y catorce caballerías o sea 21,674 hectáreas; para el 17 de junio de 1709 Guerrero, mediante la compra de veinte sitios de ganado mayor y catorce caballerías, en quinientos pesos que pagó al gobierno, logró convertir a Bledos en un territorio de 35, 722 hectáreas. La hija del licenciado Guerrero y su esposo vendieron en el año de 1733 a Francisco Villanueva y Velasco, comerciante residente en San Luís Potosí quien dedicó sus últimos años a los cultivos y mejoras de la finca. 

En carta del 13 de junio de 1734, el administrador de Bledos señala las diversas obras de carpintería que se efectúan en la iglesia; para entonces, Villanueva dispuso en un testamento otorgado el 17 de agosto de 1733 la fundación en España de un mayorazgo. Los bienes de Villanueva fueron heredados por su sobrino Manuel de la Sierra, nacido en España y vecino destacado de San Luis Potosí; su residencia se encontraba en la parte norte de la plaza de armas. El 1 de agosto de 1759, el Gobierno le confirma su propiedad de los veinte sitios de ganado y catorce caballerías. Sierra hizo después en Bledos muchas mejoras, se construyeron obras hidráulicas aumentando con ellas las áreas de cultivo. 

Sierra murió en 1798, la heredera e hija única se había casado en 1792 con su primo hermano Manuel Gándara, quien se dedicó a la producción de vino tinto, actividad comenzada por su suegro desde 1770. Su venta no podía pasar desapercibida y se abrió un juicio contra él, en la diligencia del 27 de julio de 1803. Declaró poseer un viñedo de tres hectáreas con veinte mil cepas. 

De esta época y de este hecho data la amistad de la familia Sierra Gándara con el General Félix María Calleja, quien después a la edad de 48 años Félix María Calleja, se casó con una sobrina de la dueña de Bledos, esto en 1807. 

Aparte de Bledos, los Sierra Gándara tenían otras haciendas, todas juntas formaban un territorio de hasta 60 sitios de ganado, más de 35 sitios estaban en jurisdicción de San Luis Potosí el resto en la de Guanajuato. El territorio se gobernaba desde Bledos (Villa de Reyes, S.L.P.).