La ópera Tata Vasco en España

La estabilidad - Vida Cotidiana

En el número de Mundo Hispánico correspondiente a abril de 1948, encontramos dos referencias afortunadas a la actividad artística mexicana, que llevan como trasfondo su origen teatral. La primera es la presentación en Madrid de la ópera Tata Vasco de Miguel Bernal Jiménez (1910-1956); la segunda, un artículo pródigo en datos de la industria cinematográfica en México y que trata específicamente de la película Enamorada de Emilio Fernández, protagonizada por María Félix en el apogeo de su belleza y por Pedro Armendáriz, quien recibe dos cachetadas luego de ver ambos chamorros de María.

 

Estas notas constituyeron dos magníficas cartas de presentación del trabajo artístico que se hacía en México. El poema operístico de Bernal Jiménez situó a su autor como uno de los más eminentes y representativos valores mexicanos. Juntos con Chávez y Revueltas, Bernal opera el cambio hacia nuevas técnicas orientadas a buscar la identidad mexicana. Con el autor viajan a España el pintor Alejandro Rangel Hidalgo, singular pintor de Colima, que se inició en la plástica como auxiliar de Orozco y que colaboró después con el compositor en varias ocasiones significativas. No sólo colaboró en esta ópera, más tarde armó la escena para Los tres galanes de Juana. También viajó a España el coreógrafo Sergio Franco. Estos artistas obtienen en Madrid un éxito enorme de público y crítica, muy distante del que luego recibirían en el suelo natal.

 

La obra combina melodías indígenas, cantos gregorianos y melodías románticas para caracterizar cada una de las tres partes involucradas en la historia. La trama de la ópera contiene la historia de Vasco de Quiroga, nacido en Ávila, que pasa a la Nueva España para trabajar por la administración más recta de la justicia y, más tarde, ser requerido para ocupar la sede episcopal de Michoacán y permanecer en la mente y en el corazón de los naturales de esa zona, que aún lo veneran y lo recuerdan con especial afecto, llamándolo simplemente Tata Vasco. Frente a la decoración luminosa de Rangel Hidalgo, proporcionó a España datos precisos del temperamento y de la fuerza creadora del artista mexicano, que una vez más encontraba en el trabajo escénico la posibilidad de expresar su circunstancia social, como el producto de una síntesis histórica.

 

Enlaces YouTube: <a target="""" title="""" href=""http://youtu...