La familia Ramón y su participación en la guerra de Independencia

Aires libertarios - Vida Cotidiana

En Cataluña, no lejos de Barcelona, vivía por el año de 1605 una familia humilde que la formaban don Santiago Ramón, su esposa doña Clara Rivas y tres hijos varones todos llamados Joseph. El más chico contaba apenas con un año de edad. Aquel feliz matrimonio vivía con lo que les producía el cultivo de un pequeño huerto que habían adquirido en el pueblo de San Félix, no lejos de la capital de la Provincia. 

En 1634, el joven Joseph casó con una virtuosa señorita de su pueblo llamada Dolores María Andera de los Ríos. Consecuente con los deseos de su esposa que lo alentaba en ese sentido y él por su parte, que ambicionaba formar una pronta fortuna, se dejó arrastrar por la corriente de su época, embarcándose para América en el año de 1635, en el buque en el que viniera don Alonso de León, el capitán, con toda su familia. 

Este señor, aunque hijo de españoles, había nacido y se había educado en México y luego viajó a España. Casado en Madrid con una noble señora, regresaba a su patria natal a desempeñar el cargo de Alcalde Mayor y capitán de Guerra de la Villa de San José de Cadereyta del Nuevo Reino de León. 

Don Alonso y don Joseph, durante la travesía marítima llegaron a intimar de tal manera, que para cuando desembarcaron en Veracruz, ya eran buenos amigos, sus familias se apreciaban en extremo. Don Joseph, consecuente con los deseos de don Alonso que le ofreció patrocinarlo, fue a establecerse en la Villa del Saltillo, donde nació en el año de 1641 su hijo Diego Ramón Rivas, quien casó en el presidio de San Francisco de Coahuila de la Nueva Extremadura, con doña Feliciana Camacho. De sus 3 hijos, José contrajo matrimonio en 1720 con doña Josefa Hernández en el presidio de Río Grande. De este enlace nació en 1772, don Ventura Ramón, quien a los 20 años de edad se fue a radicar a la Punta de Lampazos y ahí contrajo nupcias con doña Clara Pérez; de esta unión nació en el año de 1746, don Juan Ignacio Ramón, quien logro el nombramiento de Capitán y se casó en 1778, en Lampazos, con Concepción Castaños; de este matrimonio nació en 1779, Manuel Ramón Castaños, quien se casó en el año de 1800 con Doña María Monjarrás. De esta unión nació, Juliana en 1803 y José María en 1807.

Cuando el insurgente don Mariano Jiménez estuvo en Monterrey después de la batalla de Agua Nueva, el alférez don Manuel Ramón, siguiendo los pasos de su padre el capitán don Juan Ignacio Ramón -quien había recibido el grado de Mariscal de campo en el ejército insurgente- y de su tío don Ventura, abrazó la causa de la independencia y junto con ellos fue hecho prisionero en Acatita de Baján, el 21 de marzo de 1811 junto con el cura Hidalgo, Ignacio Allende, Juan Aldama y Mariano Jiménez, entre muchos otros.

A José María Ramón Mojarrás, hijo del capitán Juan Ignacio Ramón, le fue perdonada la vida y lo condenaron a más de 20 años de prisión. Entre sus descendientes se encuentran Regino Victorio Ramón Ulibarri, Regino Fausto Ramón Cantú, Enrique Ramón Fuentes, mi padre Enrique Telesforo Ramón Garza y yo Luis Ramón Rey. . 

Fuente: Museo Coahuila y Texas, Monclova, Coah.