La Biblioteca Vasconcelos. 10 años

Arquitectura - Obras

La Biblioteca Vasconcelos, ubicada a un costado de la antigua estación de trenes Buenavista, fue inaugurada en mayo del 2006 con el objetivo de “Insertar a México dentro de la modernidad de las nuevas bibliotecas en el mundo” –en palabras de Sari Bermudez, por entonces la presidenta de CONACULTA-. 
    Este magno recinto fue pensado como una “extensión” de la Biblioteca de México –localizada en la Ciudadela-, cuya estructura no tenía la capacidad de albergar  nuevas tecnologías. El fin era que la biblioteca Vasconcelos fuera el enlace  a todas las bibliotecas públicas estatales y federales de nuestro país. 
    Para su diseño, se convocó a un concurso de arquitectura en el que participaron 590 propuestas de despachos nacionales e internacionales. El ganador fue el mexicano Alberto Kalach, quien conceptualizó a la biblioteca como una gran arca del conocimiento.
    Cuando aún se encontraba en construcción, el arquitecto y artista plástico Gabriel Orozco visitó la obra y tuvo la sensación de estar dentro de una ballena, como aquella que Jonás habitó alguna vez, y de ahí surgió la idea de su obra Mátrix Móvil, esqueleto de un mamífero descomunal que flota en el interior del recinto.
    El artista transformó la estructura ósea de una ballena gris de mil 696 kilos en el ícono de la Biblioteca Vasconcelos. El esqueleto consta de 137 huesos que, uno a uno, fueron intervenidos con círculos y elipses realizados con grafito que buscan asemejar el movimiento de las olas y de las ondas sonoras.
    Diez años después, la Mátrix Móvil sigue flotando entre las estanterías de cristal que resguardan el acervo integrado por más de 580 mil obras: libros, videos, cds, revistas y periódicos, que están a disposición de los lectores tanto para consulta en sala, como para préstamo a domicilio. La Biblioteca tiene capacidad para recibir hasta 15 mil personas diariamente. 
    Alrededor del edificio se diseñó un Jardín botánico conformado por más de 60 mil especies de flora que se enriqueció con las aportaciones de los propios vecinos que regalaron ejemplares de especies que notaban faltantes.
    Entre otros, destacan los servicios para débiles visuales; además de contar un extenso catálogo de audiolibros y lectura en voz alta, se ofrece la impresión de textos en braille.
    Cuenta también con una sala de música, que ofrece una amplia sección de cds y partituras, así como pianos y otros instrumentos musicales en préstamo para practicar.

Dato Curioso
En el año 2014, la banda Coldplay, para promocionar su disco “Ghost histories” escondió la letra de nueve de sus temas, junto con un boleto de entrada para uno de sus conciertos, en diferentes bibliotecas del mundo y una de ellas fue la Biblioteca Vasconcelos. La letra fue encontrada por un joven estudiante dentro del libro “Cuento de Navidad” de Charles Dickens.