La biblioteca nacional

Datos Curiosos

 

“…Túvose en efecto la feliz idea de que la inauguración de la Biblioteca Nacional fuese al mismo tiempo manifestación de la altura a que en México se halla el divino arte; y esa manifestación, justo es decirlo, pudo sin hipérbole ser calificada de espléndida, no sólo por la ejecución de la orquesta, sino por el mérito de las obras ejecutadas, producciones todas de artistas mexicanos.”

José María Vigil, primer Director de la Biblioteca Nacional,en su Inauguración, 2 de abril de 1884.

El primer decreto para la creación de La Biblioteca Nacional, se expidió el 26 de octubre de 1833, pero las pugnas políticas entre liberales y conservadores postergaron su formación; sin embargo, no faltaron iniciativas para ello.

En 1846, por decreto, el entonces presidente José Mariano de Salas, obligaba a los impresores a enviar a la Biblioteca Nacional Pública un ejemplar de todo lo publicado en sus talleres. En 1857, el presidente Ignacio Comonfort suprimió la Real y Pontificia Universidad y dispuso que el edificio, libros, fondos y bienes de ésta, fueran destinados a la formación de la Biblioteca Nacional.

El 30 de noviembre de 1867, Benito Juárez fundó definitivamente la Biblioteca Nacional, con sede en la antigua iglesia de San Agustín, en el centro de la Ciudad de México, pero fue hasta el 2 de abril de 1884 que la Biblioteca Nacional fue inaugurada en ceremonia solemne por el entonces presidente de la República General Manuel González, con un acervo de doscientos mil volúmenes.

El 22 de mayo de 1893 se puso en servicio la Biblioteca Nocturna, dependiente de la Nacional, ubicada en la capilla del Tercer Orden del mismo edificio de la Biblioteca. El propósito era satisfacer las necesidades de personas que no podían asistir durante el horario matutino.

En 1899 fue creado el Instituto Bibliográfico Mexicano como dependencia de la Biblioteca Nacional emprendiendo, con ello, la formación sistemática de la bibliografía nacional.

La Biblioteca Nacional de México se encuentra hoy en Ciudad Universitaria desde 1929, el gobierno mexicano entregó su custodia y administración a la Universidad Nacional. En 1944, periódicos y revistas fueron separados, y así, a partir de la Biblioteca se creó la Hemeroteca Nacional. El acervo de la institución comprende obras que van desde el siglo XVI hasta el XX, e incluye ya, publicaciones electrónicas de acuerdo a nuestros tiempos.