Justino Fernández Mondoño

El Porfiriato - Personajes

 

Justino Fernández Mondoño, abogado, político y funcionario público durante buena parte del gobierno porfirista, nació en la ciudad de Pachuca de Soto en 1828. En 1855, después de la caída de Santa Anna, provocada por la revolución de Ayutla, Justino Fernández fue nombrado miembro de la Junta de Notables y uno de los redactores de la cConstitución de 1857. Poco hay que decir de su participación en la Guerra de Reforma e Intervención Francesa salvo que rechazó las reiteradas invitaciones a participar, primero en los gobiernos conservadores y después en el gobierno imperial. Después del triunfo de la república regresó a la vida pública y fue gobernador del estado de Hidalgo en 1873, donde trabajo notablemente en favor de la instrucción pública primaria, su periodo tenía que concluir en 1877, pero el triunfo de la rebelión de Tuxtepec, en la que no participó, provocó la salida de su cargo y el ostracismo de la vida política durante algunos años. De 1885 a 1901 fue director de la Escuela Nacional de Jurisprudencia. En 1901 relevó en el cargo de Ministro de Justicia e Instrucción Pública a Joaquín Baranda, fue el último ministro que tuvo bajo su cargo tanto la Justicia como la Instrucción Pública ya que durante su gestión esta última logró alcanzar por fin un ministerio independiente, mucho tuvo que ver don Justino Fernández en ese logro gracias a uno de los principales aciertos de su ministerio, nombrar inmediatamente como subsecretario del ramo de Instrucción a Justo Sierra y brindarle absoluta libertad de acción en lo referente a la educación y enfocarse él solamente a lo referente a justicia. En 1905 cuando se dio la mencionada separación Justino Fernández quedó al frente del ministerio de justicia, cargo que ocupó hasta los últimos días del gobierno de Don Porfirio en mayo de 1911. Murió pocos meses después, el 19 agosto de ese mismo año.