José Agustín Arrieta, pintor del pueblo

La época de la anarquía - Vida Cotidiana

Agustín Arrieta nació el 29 de agosto de 1803 en Santa Ana Chiautempan, Tlaxcala y a la edad de cuatro años se mudó con su familia a la ciudad de Puebla. Desde muy joven inició sus estudios en la Academia de Bellas Artes de Puebla, bajo las órdenes de pintores de reconocido prestigio artístico y social en Puebla como Julián Ordóñez, Lorenzo Zendejas y murió a los 71 años casi en el olvido. Hoy su obra es reconocida como arte universal. 

De Salvador del Huerto obtuvo la habilidad para el dibujo, la facilidad para las composiciones, los conocimientos anatómicos para la construcción de retratos. De sus primeros años datan una colección de estampas en las que se ilustran diversas maquinarias industriales. Posteriormente realizó retratos entre los que destaca uno del general Ignacio Zaragoza, así como algunos cuadros religiosos. Arrieta abandonó las cuestiones académicas y optó por seguir su percepción de la realidad de la época. A partir de ese momento es más valorado en el quehacer pictórico y produce escenas costumbristas y naturalezas muertas, reflejo de un hombre liberal dentro de una sociedad regida por las buenas costumbres. Permaneció indiferente ante la manifestación pictórica del siglo XIX, la pintura de paisaje, que el italiano Eugenio Landesio enseñó en la Academia, pintura que alcanzó su cumbre con José María Velasco. Fue famoso por sus pinturas de ""chinas poblanas"" y presentó sus obras en diversas exposiciones como en 1850 en la Academia Nacional de San Carlos, en 1851, 1853 y 1855 en la de Puebla. Arrieta muere en la ciudad de Puebla, el 22 de diciembre de 1874.