La reserva de las Islas del Golfo de California, Patrimonio de la Humanidad

Baja California - Geografía

En el golfo de California podemos encontrar un conjunto de más de 900 islas, zonas costeras e islotes a lo largo de los estados de Baja California, Baja California Sur, Sonora, Sinaloa y Nayarit, que en total suman 420,809 hectáreas. El 2 de agosto de 1978, se decretaron como Zona de Reserva y Refugio de Aves Migratorias y Fauna Solvestre. En el año de 2005, la UNESCO las declaró como Patrimonio de la Humanidad y para los años de 2007 y 2011, se extendió su área de protección, y se trata de las siguientes áreas:

    •    Islas del Golfo de California, en Baja California Sur, Baja California, Sonora y Sinaloa: su zona de protección es de 358,000 hectáreas.
    •    Reserva de la Biósfera del Alto Golfo de California y delta del río Colorado, en Baja California y Sonora: su zona de protección es de 86,638 hectáreas; su zona de respeto de 454,591 hectáreas.
    •    Isla San Pedro Mártir, en Sonora: su zona de protección es de 1,111 hectáreas; su zona de respeto de 29,054 hectáreas.
    •    El Vizcaíno (franja costera y marina en el Golfo de California), en Baja California Sur: su zona de respeto es de 49,451 hectáreas.
    •    Parque Nacional Bahía de Loreto, en Baja California Sur: Su zona de protección es de 206,581 hectáreas.
    •    Parque Nacional Cabo Pulmo, en Baja California Sur: Su zona de protección es de 7,111 hectáreas.
    •    Área de fauna y flora protegida del Cabo San Lucas, en Baja California Sur: Su zona de protección es de 3,996 hectáreas.
    •    Reserva de la Biosfera de Islas Marías, en Nayarit: Su zona de protección es de 14,845 hectáreas; su zona de respeto de 626,440 hectáreas.
    •    Parque Nacional Isla Isabel, en Nayarit: Su zona de protección es de 194 hectáreas.
    •    Archipiélago de San Lorenzo, en Baja California. Su zona de protección es de 8,806 hectáreas; su zona de respeto de 49,637 hectáreas.
    •    Islas Marietas, en Nayarit: Su zona de protección es de 79 hectáreas; su zona de respeto de 1,304 hectáreas.
    •    Zona de Conservación Ecológica y de Interés Comunitario Balandra, en Baja California Sur: Su zona de protección es de 1,197 hectáreas.

Las 56 islas ubicadas frente a las costas del mismo Estado de Baja California están agrupadas en cuatro archipiélagos: San Luis Gonzaga o Las Encantadas, Ángel de la Guarda, Bahía de los Ángeles y San Lorenzo.

Las islas del Golfo de California son reconocidas como uno de los ecosistemas insulares ecológicamente prácticamente intactos del mundo, además de conformar de los pocos laboratorios naturales aún existentes. Su aislamiento y sus procesos naturales permiten probar teorías relacionadas a las formas de evolución, tasas de extinción y colonización de especies; también, sobre las interacciones entre las especies y su adaptación a los ambientes insulares. Las islas son ricas en endemismos, es decir, especies que no se pueden encontrar en ninguna otra parte del planeta, principalmente de cactáceas, reptiles y mamíferos.

Para visitar las islas, existen las siguientes recomendaciones:

    •    Acudir con un prestador de servicios turísticos autorizado para que realice el traslado a las islas. Si se trata de una embarcación propia, se debe realizar un pago de derechos y obtener su brazalete o Pasaporte de la Conservación.
    •    No dañar ni remover de su ambiente natural semillas, cualquier tipo de planta o animal.
    •    Llevar de regreso a tierra firme toda la basura. En las islas no se degrada y para algunas especies puede ser catastrófico.
    •    No destruir la vegetación, transitando sólo por senderos ya establecidos, y nunca sobre las dunas de arena.
    •    Evitar la contaminación marina. No derramar aceites, combustible o cualquier otro contaminante o basura en la playa o el mar.
    •    Las bolsas y sujetadores de botes de bebidas son especialmente nocivos para la vida marina. Nunca llevarlos a las islas, Y ya en tierra firme, se recomienda cortarlos en partes y depositarlos en contenedores apropiados.
    •    Al realizar buceo, no extraer organismos o sus restos. Está prohibido el uso de arpón con equipo de Aire comprimido.
    •    Al fondear una embarcación, asegurarse de que el ancla no caiga sobre algún arrecife o formación coralina.
    •    Evitar el uso de jet ski, porque la bahía es un hábitat de tiburón ballena, delfines, y tortugas marinas entre otras muchas especies; y podrían lastimar o molestar a estas especies.
    •    No alimentar a los animales nativos.
    •    No introducir mascotas a las islas.