Instrucción de Diego de Velázquez a Hernán Cortés

El siglo de la conquista - Documentos

Diego Velázquez llegó a las Indias en 1493, en el segundo viaje de Cristóbal Colón. Fue soldado y colonizador de la isla de Cuba, llamada en los primeros tiempos isla Fernandina. Hernán Cortés era uno de sus soldados y el escribano de una de sus poblaciones: Baracoa. Ávido de aventura, conquistas y oro, ya como gobernador de Cuba, Diego Velázquez, patrocinó tres expediciones al continente. Una cuarta la puso al mando de Hernán Cortés. En su Instrucción, el gobernador nombró capitán de la expedición a Cortés y estableció una serie de ordenanzas a las que debía sujetarse la expedición. Una parte importante de ellas están dedicadas a la observancia de la moral cristina, por ejemplo, el primer punto estableció la necesidad de servir a Dios y alabar la santa fe católica. En un segundo punto, Diego Velázquez le recomendó a Cortés no consentir actos carnales entre soldados y mujeres nativas ""porque es un pecado muy odioso"", también prohibió los juegos de azar, incluso se advirtió que serían ejecutados quienes llevasen consigo dados y naipes. Otros puntos llamaban a no robar ni buscar pendencias. El documento también recomendó no agraviar a los indios ni violentarlos con palabras ""que les hagan malsabor"". El objetivo principal para el gobernador de Cuba fue la búsqueda de la expedición anterior, extraviada en las costas de Cozumel, el reconocimiento pacífico de las costas y obtener ""algún rescate voluntario de oro"". Cabe señalar que Cortés y sus soldados violaron casi todas las ordenanzas, apenas descendió de sus barcos, Cortés fundó la Villa Rica de la Vera Cruz, primer ayuntamiento de la América novohispana,  el 10 de junio de 1519. Con este acto se desembarazó de la autoridad del gobernador de Cuba y pudo aventurarse a la conquista del Anáhuac.