Guty Cárdenas y la trova yucateca

La reconstrucción - Vida Cotidiana

Producto de su relación marital y siendo testigo la próspera Mérida porfiriana, el 12 de diciembre de 1905, Augusto Cárdenas Muñoz y María Pinelo Ituarte dieron a luz al pequeño Augusto. La familia Cárdenas Pinelo gozaba de una posición cómoda lo que les permitió dedicar una educación desahogada y próspera para el pequeño Guty, como le llamaban cariñosamente a su primogénito. El pequeño, amén de tomar sus lecciones escolares dedicaba su tiempo libre a la música y al deporte. De ahí que desde muy joven dominara el saxofón, el bajo y la guitarra y destacando en carreras de velocidad, lanzamiento de disco y béisbol.

A sus quince años, realizando sus primeros escarceos con la inspiración y con el amor real, hizo su incursión en la composición musical. Dedicó sus primeras letras a un amor platónico que se fue del país para nunca jamás volver. Sin embargo, aquella melodía llamada Flor se quedaría para volverse un referente obligado en la obra musical del genial trovador yucateco.

Poco tiempo después, Cárdenas viajó por primera vez a la ciudad de México, inscribiéndose en el Colegio Williams para obtener su título de contador privado. Y aunque pronto volvería a su natal Mérida para ejercer su carrera, nunca abandonó lo que significaba para él su verdadera pasión, la música.

Con mucha frecuencia, Guty acudía, al igual que otros tantos jóvenes como él, al Café 60, donde pronto fraternizaría con músicos y artistas de la talla de Ricardo López Méndez y Ezequiel Pren. Muchos de ellos le pedirían a Cárdenas que musicalizara algunas letras suyas.

En 1926, después de tomarse unas vacaciones por Estados Unidos y Cuba, Guty conocería a Ignacio Fernández Esperón, Tata Nacho, quien se encargaría de lanzarlo a la fama. Pronto lo convencería para ir a la capital del país para la presentación en el Teatro Lírico en un concurso musical. Participó interpretando la canción Nunca, con letra de Ricardo López Méndez al lado del trío Garnica Ascencio.

A partir del primer lugar obtenido en dicho concurso comenzaron los contratos y giras por México y Estados Unidos. Cada una de sus interpretaciones se convirtieron en éxitos, destacando Rayito de Sol, Yucaltepén, Caminante del Mayab, Ojos tristes, Granito de Sol, entre otras.

El 5 de abril de 1932, Guty Cárdenas fue asesinado en la cantina Bach de la avenida Madero por una bala perdida. Y aunque su muerte deja un espacio imposible de llenar, Cárdenas junto con Ricardo Palmerín y Pepe Domínguez conforman la trilogía de música romántica más importante del siglo XX.

 

Enlaces de YouTube

<a target="""" title="""" href=""http://youtu...

<a target="""" title="""" href=""http://youtu...