Erupciones volcánicas del Ajusco

Ciudad de México - Geografía

El Ajusco, principal altura de la zona sur de la Cuenca de México, forma parte de la Sierra del Chichinautzin, cuyos numerosos volcanes hicieron erupción durante las eras geológicas del Pleistoceno y Cuaternario Superior.

 

Observando un mapa topográfico detallado del Ajusco, se nota que existió un antiguo cráter en su parte más alta, situado por el lado occidental de las cimas de la Cruz del Marqués (3,930 metros) y del Pico del Águila (3,890 metros). Parece que quedó abierto hacia el norte después de la última gran erupción ocurrida hace cerca de un millón de años; en su lugar encontramos una cañada por la cual baja un arroyo hacia los límites de la Delegación Tlalpan con la Magdalena Contreras. Muchos de esos cráteres expulsaron lavas de basalto y andesita hacia el año 100 a.C., el último de ellos, cercano al Ajusco, el Xitle, formó enormes pedregales, lo que conocemos hoy como el Pedregal de San Ángel, en el sur de la Ciudad de México; la lava que arrojó el Xitle cubrió y destrozó por completo Cuicuilco, una de las ciudades más refinadas de la antigua Mesoamérica.