El Colegio de México: 75 años

Literatura - Instituciones

Durante la segunda mitad de la década de 1930, el mundo se encontró de frente con el ascenso de regímenes totalitarios y facistas como la Alemania Nazi, el fascimos italiano de Mussolini, el imperio japonés o la instauración del régimen franquista luego de que de 1936 a 1939, España vivió una cruenta guerra civil.

Por entonces México se convirtió en un puerto de libertad. El presidente Cárdenas abrió las puertas del país para recibir refugiados, inmigrantes perseguidos en sus países o que huían de una terrible situación de violencia en sus lugares de origen.  Fue así como, a México comenzaron a llegar de España artistas, intelectuales, políticos, filósofos, profesionistas, médicos, que rechazaron de la dictadura de Francisco Franco.

Los exiliados españoles pusieron su conocimiento y experiencia al servicio de México, lo que permitió renovar su cultura, desarrollar la ciencia, alentar la creación artística.  La intelectualidad española se reunió, a partir de 1938, en torno de la Casa de España en México con el fin de extender el conocimiento y preparar a  las nuevas generaciones. 

En marzo de 1939, el presidente Lázaro Cárdenas nombró al reconocido escritor y pensador, Alfonso Reyes, presidente de la Casa de España y de su patronato, el cual quedó conformado por Eduardo Villaseñor, subsecretario de Hacienda; Gustavo Baz, rector de la Universidad Nacional; Enrique Arreguín, a nombre de la Secretaría de Educación Pública y Daniel Cosío Villegas, como secretario del patronato y de la casa, quien junto con Reyes, fue el encargado de desarrollar un proyecto que ahora cumple 75 años: el Colegio de México.

Desde la Casa de España en México, en el mes de octubre 1940 fue fundado el Colegio de México. Alfonso Reyes fue su presidente desde ese momento y hasta el día de su muerte ocurrida en 1959 y se apoyó, para el desarrollo de la parte académica, en la inteligencia y energía de Daniel Cosío Villegas.

En 1941, Silvio Zavala organizó el Centro de Estudios Históricos, el más antiguo de El Colegio de México y 20 años después, la junta de gobierno agregó a sus objetivos impartir enseñanza a nivel universitario, post-profesional o especiales, “en las ramas de conocimientos humanísticos y de las ciencias sociales y políticas”.  Hoy, el Colegio de México, cuya sede en el camino al Ajusco fue inaugurada en 1976, es una de las instituciones de enseñanza y de excelencia más reconocidas del país y del mundo, semillero de varias genereraciones de investigadores, académicos, escritores que han aportado sus obras a la cultura nacional.