El potencial de Biodiversidad de México y su uso del suelo

Biodiversidad

México posee una superficie territorial del orden de 196.7 millones de hectáreas, de las cuales 141.7 millones son de tipo forestal, destacan 30 millones de hectáreas de bosques y 26.4 millones de hectáreas de selvas así como 58 millones de hectáreas de zonas áridas. De la superficie de bosques y selvas, sólo 8.6 millones de hectáreas están bajo manejo técnico, con una producción maderable del orden de 9 millones de metros cúbicos.

Según el Inventario Nacional Forestal Periódico, de la superficie total de bosques con que cuenta el país, 21.6 millones de hectáreas tiene potencial comercial. De incorporarse toda la superficie potencial al manejo, se producirían alrededor de 30 millones de m 3 de madera.

En el país, se ha cultivado como superficie máxima en los últimos años casi 20 millones de hectáreas, de las cuales se han cosechado 18 millones en promedio. En la actualidad, México está en posibilidades de incorporar de manera tradicional una superficie de aproximadamente 2 millones de hectáreas.

El campo cuenta con 31 millones de hectáreas de tierra de labor, de las que 6.3 millones son de riego. La precipitación anual media del país es de mil 530 kilómetros cúbicos, de los que 147 se retienen en las presas, 410 escurren al mar y el resto se evapotranspira o infiltra. México es el centro de origen de 90 especies vegetales cultivadas y posee gran biodiversidad tanto de ellas como de sus parientes silvestres.

Según la Evaluación de Recursos Forestales presentado por la organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) a comienzos del 2011, México fue uno de los cinco países en el mundo, junto con Brasil, Gabón, Papua Nueva Guinea e Indonesia, que registró una de las mayores disminuciones de área de bosques primarios en los últimos 20 años. Según los cálculos de la FAO, México cuenta todavía con 64 millones 802 mil hectáreas de bosque, lo que equivale al 33 por ciento del área total del país.

La producción de alimentos básicos de México es cada vez más deficitaria. De persistir esta tendencia, hacia 2025 tendríamos que importar uno de cada dos kilos de maíz de los 33 millones de toneladas que se consumen anualmente.