El libro de texto gratuito

La estabilidad - Hechos

"Poco puede hacer la escuela por los niños si sus padres no tienen recursos para comprarles los libros de texto".

Adolfo López Mateos

Durante la segunda mitad del siglo XX, cuando el país había dejado atrás el universo rural para darle paso al universo urbano y a la industrialización y crecimiento económico, tocó el turno al añejo problema de la educación y el analfabetismo. Que gran parte de los habitantes del país no supieran leer y escribir se convirtió en un problema alarmante, por lo que durante el gobierno del presidente López Mateos le entró al tema.

     La solución era simple: si México quería dejar atrás el analfabetismo era necesario que cada estudiante asistiera a la escuela con un libro de texto bajo el brazo, pero además, gratuito, pagado por el estado mexicano. Esa fue la premisa que lanzó el Secretario de Educación Pública, Jaime Torres Bodet, hacia 1958, cuando comenzó el sexenio del presidente Adolfo López Mateos.

     Si bien la Constitución de 1917 contemplaba la gratuidad de la educación, este derecho no podía cumplirse a cabalidad si el estado no dotaba a las escuelas públicas de los instrumentos necesarios para su realización. Por entonces los libros de texto no tenían la calidad necesaria y resultaban inaccesibles para muchas familias. 

     Así, durante el primer año del nuevo gobierno, se desarrolló el proyecto que llevó a la creación de la Comisión Nacional de los Libros de Texto Gratuito (CONALITEG) en 1959, contemplando el libro de texto como un derecho social. El primer titular de la Comisión fue el escritor Martín Luis Guzmán –autor de La sombra del caudillo y El águila y la serpiente, entre muchas otras obras-, que para 1960 logró que se produjeran 19 títulos para alumnos de primaria.

     Millones de libros han sido distribuidos a partir de ese año, en el que se conmemoraban 150 años de la independencia y 50 de la revolución, por lo que las portadas fueron encargadas a varios artistas como David Alfaro Siqueiros, Roberto Montenegro, Raúl Anguiano, entre otros.