El espectáculo en los años cincuenta

La estabilidad - Vida Cotidiana

En 1955 el país se hallaba en el tercer año de gobierno del presidente Ruiz Cortines y la política giraba en torno a los primeros conflictos entre el gobierno y los ferrocarrileros; a la producción de electricidad a través de plantas eléctricas atómicas y el problema de los braceros, etc. Se comenzaba a forjar el sueño mexicano por la estabilidad económica, aunque las instituciones muchas veces contrariaban la realidad.

Para ese año Sanborns anunciaba su 52 aniversario y ofertas insuperables en la venta de sus productos. Ejemplo, las medias de nylon Full fashion aparecían de 10.50 a 7.50 pesos; una plancha eléctrica estaba rebajada de 195 a 119 pesos y el estuche Sanborns, que contenía lavanda, brillantina y jabón por tan solo 6.40. Con igual fervor se promocionaban los lotes en la laguna de Tequesquitengo; los vuelos a París por Air France y el inigualable sabor del ron Bonapak. Pero lo sabroso estaba en el espectáculo.

En el caso del cine nacional, y de manera muy oportuna se anunciaba el estreno en el cine Mariscala de la película de Alejandro Galindo, Espaldas mojadas, ""una película de interés nacional"". Asimismo en el Bucareli y se anunciaba la Mujer X con libertad Lamarque y Víctor Junco, mientras que en el Teresa aparecía Pedro infante en Escuela de vagabundos.

Pero el cabaret, el teatro de revista y el teatro de comedia y drama, igualmente reclamaban su primerísimo lugar en la oferta taquillera. En el cabaret Marco se presentaban María Victoria y la Orquesta de Luis Alcaraz; en Follies se garantizaban las carcajadas con Tin Tan, Palillo y Clavillazo. Y para aquellos que gustaban del teatro serio las opciones estaban en los teatros Trianon, el Caballito, y el Arlequín donde se ofrecían las puestas en escena Un tal Judas con Ofelia Guilmáin; Tovarich con Ignacio López Tarso y Nina con Carlos Riquelme y Luis Beristáin.

Entre los productos de consumo destacaban los cigarros Belmont extra, ""que al fumarlos se tiene todo"", las televisiones Packard Bell, que por 2.295 pesos eran los aparatos de mayor venta en México; así como la cerveza Don Quijote de la Cuauhtémoc, dirigida al publico conocedor, con Silvia Pinal como imagen del producto.

En fin, el país entraba al periodo de la Guerra Fría, sus habitantes aún usaban sombrero y viajaban en tranvía. La ciudad comenzaba a crecer vertiginosamente y las avenidas se ensanchaban para dar paso al uso multitudinario de automóviles, volviendo al caballo y al romance campirano piezas de museo.

[caption id=""attachment_32061"" align=""aligncenter"" width=""520"" caption=""Cartel publicitario original de la película de 1954 Escuela de Vagabundos dirigida por Rogelio A. González y con las actuaciones protagónicas de Pedro Infante y Miroslava Stern.""][/caption]

Enlace de YouTube

<a target="""" title="""" href=""http://youtu...