Diez datos que no sabías sobre los Estudios Churubusco

Cine - Obras

  1. Originalmente las instalaciones contaban con doce foros, además de una selva con río, un pueblo del viejo oeste y un zoológico -donde vivían los animales que actuaban en las películas- que, durante la década de los setentas, podían ser visitados por el público en general.
  2. Estas atracciones desaparecieron durante el sexenio de Salinas y fueron cambiados por las Escuelas Nacionales de Arte y las edificios que ahora conocemos.
  3. El récord de mayor número de producciones realizadas es de 108 películas en 12 meses, en el año 1949. Ese mismo año, el personal que laboraba en los estudios contribuyó a establecer la ley cinematográfica.
  4. En 1960 fue filmada en los Estudios Churubusco The Young One, la única película de Luis Buñuel realizada en inglés.
  5. El baterista de los Beatles, Ringo Starr conoció y conquistó a su actual esposa, la actriz Bárbara Bach, en los Estudios Churubusco, durante la filmación de la película “El hombre de las cavernas” en 1981.
  6. La primera versión de la Cineteca Nacional se ubicó en el interior de los Estudios Churubusco, hasta el incendio de 1982 en el que se perdieron más de 17 mil cintas de su acervo.
  7. Se dice que en este incendio se quemaron también las cintas filmadas por el cineasta Salvador Gonzáles el 2 de octubre de 1968 desde el edificio de la Secretaria de Relaciones Exteriores de Tlatelolco. Supuestamente, Luis Echeverría habría pagado 20 mil pesos para que filmaran la masacre.
  8. La fonoteca de los Estudios Churubusco, cuenta con un acervo de más de cinco mil pistas en las que se pueden escuchar conversaciones entre actores y directores durante la filmación, errores y repeticiones de números musicales y hasta a Antonio Aguilar mentándole la madre al mariachi.
  9. En el patio central de los estudios se encuentra la escultura original de los premios Ariel, que fue realizada por el artista Ignacio Asúnsolo.
  10. Dicen que hay varias estrellas que gustaban tanto de la Ciudad del Cine que se rehúsan a abandonarla. Hay quienes afirman haber visto al fantasma de Pedro Infante por la cafetería o al del “Indio” Fernández cabalgando en caballo blanco por las instalaciones.