Deforestación

Chihuahua - Geografía

La tasa de deforestación de México ha oscilado entre las cotas de 300,000 a 500,000 hectáreas de bosques y selvas por año en las dos últimas décadas.

 

La deforestación se puede entender como el fenómeno que produce un cambio en una superficie vegetal dominada por árboles a otra cubierta que carece de ellos. México perdió en la última década del siglo XX una parte de su superficie forestal con una tasa sólo por debajo de El Salvador, Costa Rica, Guatemala y Brasil, si comparamos este indicador a nivel latinoamericano. Las causas principales de la deforestación en general son:

 

a) Apertura de tierras para la agricultura y la ganadería b) Incendios c) Construcción de espacios urbanos y rurales d) Tala inmoderada para explotar la madera e) Enfermedades y plagas de los árboles

 

arbustos y matorrales, para un acumulado de 7,688 hectáreas, sólo superada por las entidades de Chiapas, Baja California, Oaxaca, y Guerrero.

 

Una medida para evitar la desaparición acelerada de superficie boscosa es repoblar la superficie donde antes existían o están por desaparecer los bosques y selvas. En 2009, México contabilizó poco más de 170,000 hectáreas reforestadas, sobresaliendo los estados de Coahuila y Zacatecas, con registros alrededor de 20,000 hectáreas. Este tipo de actividad se ha convertido en prioritaria en todo el país, sin embargo, los ritmos de reforestación son disímiles. Si interpretamos la gráfica de la superficie reforestada del estado grande entre 2001 y 2009, se observa que Chihuahua alcanzó valores importantes en los años 2007 y 2008, por encima de las 7,000 hectáreas, lo que marca en general una tendencia positiva.

 

El proyecto de Regiones Terrestres Prioritarias (RTP) forma parte del programa de conservación de la Comisión Nacional de la Biodiversidad (CONABIO). En términos numéricos, la mayor concentración de RTP se presenta en los estados de mayor extensión de México, y esto lo comparte Chihuahua con Sonora y Coahuila. Una explicación plausible es que la baja densidad demográfica de algunos de los territorios antes mencionados, da lugar a grandes espacios relativamente inalterados.

 

En esta dirección existen en Chihuahua, entre un sinnúmero de espacios importantes, el Área de Protección de Flora y Fauna Cañón de Santa Elena, con una extensión de 277,210 hectáreas; el turístico Parque Nacional de Cascadas de Bassaseachi, con una superficie de 5,803 hectáreas, y la Reserva de la Biosfera de Janos, con una considerable extensión de 526,483 hectáreas. Este último, es un bello ecosistema que incluye pastizal natural en excelente estado de conservación, bosques de pino-encino y vegetación halófila; además se caracteriza por presentar un alto grado de endemismos y diversidad de flora y fauna silvestre, difícil de encontrar incluso en ecosistemas adyacentes.

 Fuentes: CONAFOR, Regitros estadísticos de incendios forestales e Informe de evaluación ambiental, 2010. SEMARNAT, Recursos Forestales, 2010. INEGI, México en Cifras, 2012.