De circos y otras maromas

El Porfiriato - Vida Cotidiana

El circo hizo su aparición en el México de la Nueva España en 1786, el Libro de Oro de los payasos de Edgar Ceballos, destaca el programa del 9 de julio de 1791: ""La presentación en el viejo coliseo de una compañía de ‘Bolantines’ en la que figuraba una cirquera a la que llamaban la Romanita como estrella de la Troupe y el payazo [quien] baylará el Jarave vestido de muger en la misma maroma"".

 

Chiarini fue el primer empresario europeo que decidió quedarse en México en temporada larga, en 1864 y fue precisamente en el Circo Chiarini  en donde realizaría su debut en América, el joven Ricardo Bell a los 11 años de edad, presentando un espectáculo de acrobacia ecuestre. Los espectadores que habían comprado los primeros palcos con 6 entradas a 3 pesos, no imaginaban que aquel ágil niño llegaría a ser Bell, uno de los payasos más importantes de la historia circense.

 

Junto con el ferrocarril llegaron gran cantidad de circos estadounidenses. El Circo Metropolitano, mejor conocido como el Circo Orrín  impresionó con su acto del cañón humano y tuvo tantos años de éxito, que de presentarse  en una tienda grande de campaña llegó con  a construir una arena para 2,500 personas.

 

Las compañías se presentaban en plazas y teatros, también existían los patios de maroma, que eran patios de vecindad adaptados para dar funciones con actos de graciosos, acróbatas, animales exóticos y hasta marionetas. En el siglo XX, el Circo Atayde Hermanos se convirtió en la institución de mayor tradición en nuestro país; había iniciado sus actividades en 1879 y tras décadas de giras, se instaló en México. Don Aurelio Atayde mejor conocido como Bellini, es recordado a la fecha como El payaso de México.

 

El Atayde, era parte de la vida cotidiana, la constante presencia de grandes figuras como invitados a sus programas,  instituyó la moda  de pisar el escenario del circo para los artistas de la época.

 

Cualquier pretexto era válido; el 3 de febrero de 1955, la actriz Maty Huitrón entró a la jaula de los leones africanos  para ganar una apuesta que hizo con Mario Moreno ""Cantinflas"" quien le dijo que no sería capaz de realizar un acto de circo, a lo que ella respondió que era capaz hasta de entrar a la jaula de los leones, ese mismo año durante la Temporada de Oro el circo conmemoraba su aniversario con una fiesta en donde incluyó invitados como: Amalia Mendoza,  ""La Tariacuiri"" , Agustín Lara y Pedro Infante.