Ahí está el detalle: el origen de Cantinflas

Cine

Un joven de dieciséis años se encontraba desorientado, sentado en la banca de un parque en Jalapa, Veracruz. Se llamaba Mario Moreno.

Días antes, Mario estaba de visita en Veracruz, donde trabajaba su padre en la oficina de Correos. Empeñado en que su hijo fuera empleado postal, recomendó y mandó a Mario a practicar en una de las oficinas. Pero eso no era lo que el chico en verdad quería.

""Un día llegué tarde -cuenta Moreno- y el jefe me puso una regañada y yo le dije que no tenía por qué. Que si esto me hacía cuando yo no era empleado, qué no me haría cuando lo fuera. Me fui y fui a dar a Jalapa"".?Y sentado en esa banca, Mario se dio cuenta de que frente a él, estaban montando una carpa. Se acercó para pedir trabajo, la mentira fue rápida y exitosa.

-¿Y usted quién es??

-Soy artista -respondió el joven Moreno.?

-¿Dónde están sus programas??

-Me robaron los programas, la ropa, todo.?

-Véngase esta noche, a ver qué sabe hacer -le requirió el dueño.

El primer número -y único hasta ese momento- con el que se presentaría, sería un charleston, con una vieja pijama de su padre, como única indumentaria y una pequeña orquesta -saxofón, flauta y batería- como apoyo.

La improvisación llegó cuando el dueño le preguntó que si sólo se sabía ese número y entonces se le ocurrió hacer parodias de las canciones de moda inventando el mismo las letras. Con estos números, Mario Moreno iba presentando poco a poco a su alter ego.

""Cantinflas no es un cómico de la rutina. Es el producto de una convulsión social, la convulsión social de la revolución mexicana. Un producto elemental que quiere alternar y conquistar el mundo. Su principal característica se la otorga su época y la gran ciudad, los barrios populares. Es un hombre del pueblo. No es un conformista. Mira la ciudad y se mueve por ella ansiosamente. Quiere subir de la vecindad al rascacielos. Causa risa y se la causa, junto al contraste crítico de todo cuanto constituye la ciudad, tierno y duro, pequeño y grande…"" lo describieron en 1961.?

La historia de Cantinflas comenzó con una experiencia de la vida real, popular, con el estímulo y acogido por el público. Mario nunca estuvo en una escuela de arte, su escuela fueron las carpas.

Aquel día, en Jalapa, ni el público, ni el mismo Mario Moreno, se dieron cuenta de lo que estaban presenciando: el nacimiento de Cantinflas, porque una cosa es una cosa…y bueno, no hay que ser.