Bajo el volcán

Biodiversidad

Cuando nos dirigimos hacia el sur de la ciudad, rumbo a la salida para Cuernavaca, podemos observar un gran conjunto de cadena de montañas o cerros como coloquialmente se les llama a estas elevaciones sean grandes o pequeñas, aunque en este caso estas elevaciones son varios volcanes que actualmente se encuentran en estado inactivo o muertos a diferencia del Popocatépetl que se encuentra en gran actividad.

El Volcán Ajusco, significa ""floresta de aguas"" (del náhuatl atl ""agua"", xóchitl ""flor, florecer"" y co ""el donde""), nombre dado por ser un bosque muy verde, con muchas flores, con gran precipitación pluvial y es el más conocido. Forma parte de esta cadena de montañas y volcanes llamada Sierra Ajusco-Chichinauhtzin. En invierno el paisaje se ve comúnmente cubierto por nevadas que ofrecen vistas impresionantes.

Desde la cima se puede observar casi todo el Valle de México, los volcanes Popocatépetl e Iztaccihuatl, los Dinamos, el Nevado de Toluca y parte de la zona del valle de Cuernavaca. Se caracteriza por tener precipitaciones continuas con un clima templado semihúmedo, con lluvias en verano y en sus alturas presentar neblina todo el año.

Otro volcán que forma parte de este sistema es el volcán Chichinauhtzin  que comparten el D.F. y el estado de Morelos, abarca el área natural protegida de los Parques Nacionales del Tepozteco y las Lagunas de Zempoala. Además, es el responsable de dar el nombre al Corredor Biológico Chichinauhtzin, el lugar donde se encuentra el gran bosque de agua de donde proviene -nada más- el 75% de toda el agua que consumimos en la ciudad. El corredor fue decretado el 30 de noviembre de 1988 por el entonces Presidente de México, Miguel de la Madrid  ""Área de Protección de Flora y Fauna"" dicho decreto se ha mantenido hasta el día de hoy.

La sierra comprende parcialmente las delegaciones del D.F. Milpa Alta, Xochimilco y Tlalpan, los municipios del Estado de México Chalco, Juchitepec, Ocoyoacac y Atlatlahuacan y los municipios del estado de Morelos, Cuernavaca, Huitzilac, Tepoztlan, Tlalnepantla, Tlayacapan y Yautepec.

También es conocida como Serranía del Ajusco o Sierra de Chichinauhtzin, emergió durante el período cuaternario, con una intensa actividad volcánica que cerró la cuenca lacustre de México, privándola de su único drenaje natural hacia la cuenca del río Balsas y de esta manera separando los Valles de México y Cuernavaca. Está conformada por más de cien conos volcánicos entre los que destacan: el volcán Tláloc (3690 m), Chichinauhtzin (3430 m), Xitle (3100 m), el Cerro Pelado (3600 m) y el Cuauhtzin (3510 m). Su máxima altura se encuentra en el pico Cruz del Marqués en el volcán Ajusco (3937 m).