Los altares guadalupanos del barrio de Santa Julia

La transición democrática - Vida Cotidiana

Enclavado en la ciudad de México, el barrio de Santa Julia es una joya de cultura popular que se ha enriquecido a través de los siglos. Los primeros asentamientos humanos en este sitio datan de la época prehispánica, pues su ubicación cercana a la calzada México-Tacuba lo conectaba con las antiguas ciudades de Tenochtitlan y Tlatelolco, cuestión que favoreció la utilización del lugar como espacio habitacional. Tlaxpana (""lugar donde se barre"") era su nombre y a la llegada de los españoles el propio Hernán Cortés decidió colocar una huerta en sus terrenos; en el siglo XVI por el traslado de agua desde Santa Fe hasta la ciudad de México, se construyó una fuente en este barrio.

El barrio de Santa Julia se ubica en la delegación Miguel Hidalgo muy cerca del metro Normal y la Calzada México-Tacuba. Es uno de los considerados ""barrios mágicos"" del Distrito Federal y posee una gran riqueza arquitectónica, legado histórico de su amplia trayectoria histórica. Su fundación como una colonia moderna data de 1902 bajo instancia de doña Julia Gómez Escalante, dama de la nobleza porfirista que impulsó el fraccionamiento de la antigua finca para un uso habitacional. Desde aquél momento esta colonia se denominó ""Anáhuac"", en alusión al antiguo valle y lleva en sus calles la nomenclatura de las divinidades y realeza prehispánica: Tláloc, Axayácatl, Nezahualpilli, Quetzalcóatl etc. Sin embargo, el reconocimiento a su fundadora llevó a los habitantes del lugar a nombrar a su propio barrio como Santa Julia, nombre con el que aún se conoce al barrio.

Pero además de las riquezas tangibles, Santa Julia se caracteriza por resguardar una tradición sin igual: la construcción y constante remodelación de vistosos altares dedicados a la virgen de Guadalupe, que cada 12 de diciembre se llenan de vida durante la celebración popular que conmemora su aparición en el cerro del Tepeyac. Una gran parte de las familias del barrio participan en la fiesta, y los altares se cubren de motivos temáticos de los más variados estilos: altar en Laguna de Términos, altar en calle Quetzalcóatl, altar en calle Tonantzin.

La celebración a la virgen de Guadalupe, representación religiosa que muestra el sincretismo cultural de la cultura mestiza mexicana, tiene en el barrio de Santa Julia de la ciudad de México un claro ejemplo de la apropiación popular de un símbolo de mexicanidad con una profunda significación histórica e identitaria. También es una muestra más del profundo fervor popular que ha tenido vigencia durante siglos en todo el territorio nacional, y que ha cobrado formas de expresión variadas.

Los altares a la virgen de Guadalupe en el barrio de Santa Julia son una vistosa y genuina expresión de religiosidad popular, propia de la riqueza histórico-cultural de la ciudad de México. Wiki México te mostrará una galería fotográfica de la celebración del 12 de diciembre de 2014 en este barrio mágico.