Álamos

Sonora - Turismo

Cuna de notables personajes como María Félix, Alfonso Ortiz y Arturo Márquez, Álamos encanta a todos los visitantes con sus bellas calles empedradas, patios interiores, atractivos naturales y su deliciosa comida regional.
Este Pueblo Mágico conserva aún el aire colonial en su arquitectura, fusión de estilos barroco e indígena. Con un agradable clima todo el año, enclavado en el Área Natural Protegida Álamos-Río Cuchujaqui, es posible observar la flora y fauna de tres microclimas diferentes, realizar deportes ecoturísticos e incluso practicar la caza en temporada. Desde el Cerro del Perico se tiene la mejor vista del poblado, con su Plaza de Armas, el Palacio Municipal y la Parroquia de la Purísima Concepción al centro; calles empedradas y patios con arcadas llenos de flores; galerías de arte, restaurantes, hoteles de primera y tiendas de artesanías elaboradas por los mayos.
Rodeado por haciendas y antiguas minas (en el poblado de La Aduana), en Álamos se puede disfrutar de una extensa variedad de platillos preparados con carne, como la machaca y el caldo de res. En cuando a bebidas, lo más tradicional es el licor de Bacanora.
Bacanora es un licor destilado, incoloro y de alta graduación alcohólica. Se elabora a base del vegetal Agave vivipara. La mayor parte de la producción de esta bebida se realiza en las poblaciones de Sahuaripa, Arivechi, Cumpas, Huásabas, Moctezuma, Bacanora y San Pedro de la Cueva. Bacanora es también una denominación de origen avalada ante organizaciones comerciales internacionales, al igual que el tequila.