Agustín Yáñez: El escritor relegado

Literatura

Cualquier persona puede escribir. Es decir, si se conoce el alfabeto y se asistió a la escuela primaria, escribir forma parte de la vida cotidiana de muchas personas; sin embargo, ordenar las palabras, darles un trasfondo, evocar escenas y personajes que tal vez no existen, y hacernos pasar noches en vela por terminar de leer un capítulo, solamente los grandes pueden hacerlo.

En México hemos contado con muchos talentos literarios a través de los siglos. Desde los poemas de Nezahualcóyotl hasta las nuevas propuestas juveniles de estos años, nuestro país ha sido testigo de creaciones con las letras que muchas veces reflejan la realidad, nos guste o no, de aquello que nos preocupa, nos duele, nos emociona o nos es indiferente. Sin embargo, dentro de los círculos literarios, también existe la marginación.

Un caso ocurrido durante el llamado boom de la literatura latinoamericana, que inició con la publicación de la novela ""La Ciudad y los perros"" de Mario Vargas Llosa, es el de Agustín Yáñez, quien a pesar de su intensa actividad literaria, fue excluido de este grupo de escritores debido principalmente a que también fue miembro activo de uno de los partidos políticos más polémicos en México: el Partido Revolucionario Institucional.

Sin embargo, su obra literaria, que es la que nos atañe, fue de gran valía e innovación. Por ejemplo, en 1947 publicó ""Al filo del agua"", en donde realiza una sorprendente introducción sin usar verbos para describir a un pueblo justo antes de la Revolución Mexicana y se ha incluso comparado con ""Pedro Páramo"" de Juan Rulfo. Lo atractivo en su obra es que retoma la influencia de la literatura realista del México de finales del siglo XIX y XX, es decir, de autores como Mariano Azuela o Manuel Payno, y también incorpora técnicas narrativas modernas principalmente europeas y norteamericanas, como las de Franz Kafka, William Faulkner o James Joyce.

Su obra considera magistral por muchos, fue ""Ojerosa y pintada"", subtitulada ""La vida en la ciudad de México"" y escrita en 1960, en donde narra una noche de un taxista a finales de los años cincuenta, experto en las calles de la ciudad de México. Por el taxi desfilan diversos personales intelectuales, inmigrantes, ricos, pobres y gente de todas las clases sociales, que en conjunto constituyen una radiografía del México de entonces. Apoyándose en el discurso directo para cambiar la forma de hablar con cada clase social, Yañez logra una obra de denuncia social que incorpora las corrientes vanguardistas de la literatura contemporánea para lograr una novela original, dinámica y espléndida.

Por esto, por la calidad de su trabajo y por su extraordinario manejo del lenguaje, recordamos a este gran autor mexicano que nació en Guadalajara en 1904 y cuya muerte ocurrió el 17 de enero de 1980.