Nezahualcóyotl Acolmiztli

El siglo de la conquista - Personajes

Nacido en 1402, este personaje que por sus grandes cualidades como guerrero, poeta, erudito  e ingeniero, se ganó una de las categorías sociales más respetadas del mundo antiguo: llegar a ser un Tlatoani altamente respetado. Sus padres eran de importante linaje: su padre Señor de los chichimecas y su madre una princesa mexica; le dieron el nombre de Acolmiztli (felino fuerte) pero se lo cambiaría a Nezahualcóyotl (coyote que ayuna) dadas las tristes circunstancias de su juventud cuando a los 16 años se ocultó entre los árboles mientras su padre enfrentaba la última batalla para defender el reino de Texcoco contra los tepanecas liderados por el rey Tezozomoc. Contempló la muerte de su padre y su última oportunidad de heredar el trono, con lo que tuvo que emprender una huida que duraría años.

En 1420, familiares de Nezahualcóyotl ocupaba importantes puestos en los gobiernos de Tenochtitlán y Tlatelolco, con lo que lograron que se le perdonara la vida.

Al incorporarse nuevamente a su familia de abolengo, Nezahualcóyotl tuvo la oportunidad de continuar su educación privilegiada en las artes, la ciencia y la guerra con un único objetivo: vengar la muerte de su padre y recuperar el reino que le correspondía. Como siempre tuvo sospechas, Tezozomoc murió dejando la orden a sus hijos de asesinar al príncipe texcocano.

Fue hasta 1429 que Nezahualcóyotl logró recuperar su reino y tras constantes persecuciones, con ayuda de ejércitos aliados y librando grandes batallas; asesinó a Maxtla, hijo de Tezozomoc. Esto acarrearía una época de paz y esplendor para Texcoco y muchos reinos más.

Nezahualcóyotl murió en 1472, dejando a sus descendientes importantes obras de ingeniería y arquitectura entre las que destacan el acueducto de Chapultepec y el Templo Mayor de Texcoco. Por su influencia, se preservó la riqueza natural del bosque de Chapultepec. Su obra literaria se caracteriza por una profundidad filosófica que refleja los acontecimientos de su época, los eventos que vivió y su profundo respeto a la naturaleza.

Más datos:

Los poemas de Nezahualcóyotl hacían referencia a un único dios, en un mundo donde siempre existieron las deidades.

No dejes de deleitarte con la obra poética con una app disponible en iPad. 

En el 2005 su nombre fue inscrito con letras de oro en el muro de honor de la Cámara de Diputados.