La fiebre del oro negro

Biodiversidad

Gracias a los conocimientos generados por la química, se pueden obtener del petróleo numeroso y variados elementos, fundamentalmente combustibles, que son utilizados a diario y que han revolucionado al mundo moderno. La separación y trasformación de estos se realiza al interior de una refinería.

Con el tiempo, los procesos geológicos, muchos relacionados con la actividad de las placas tectónicas, han forjado materiales de gran valor para el desarrollo de la humanidad, como metales preciosos, minerales e hidrocarburos (petróleo y gas natural), así como materiales como arena y grava.

El petróleo es resultado de un complejo proceso físico-químico en el interior de la Tierra. Debido a la presión y las altas temperaturas, las materias orgánicas formadas por fitoplancton y zooplancton marinos se descomponen, así como la materia vegetal y animal, que se fueron depositando en los lechos de los grandes lagos, mares y océanos. A esto se unieron rocas y mantos de sedimentos. A través del tiempo, esta sedimentación se transformó en petróleo y gas natural.

La formación del petróleo toma miles de años, su uso tiene realmente muy poco tiempo, desde la segunda mitad del siglo XIX hasta nuestros días. Es una sustancia de color muy oscuro compuesta de hidrógeno y carbono. En su estado natural puede encontrarse líquido y es llamado aceite ""crudo"" o en estado gaseoso, gas natural. Su origen es de tipo orgánico y sedimentario.

El primer pozo petrolero en el mundo fue perforado en 1859 en  Pensilvania, Estados Unidos, y se halló petróleo a 21 metros. Hoy, depósitos tan accesibles como ése son sumamente raros. Los pozos actuales pueden tener más de 5 mil metros de profundidad, y en lugar de perforar directamente, las brocas pueden ser dirigidas en casi cualquier ángulo bajo la tierra.

Esta perforación direccional permite que una sola plataforma recabe petróleo abarcando un área de más de 100 km2. En comparación con otros tipos de extracciones, la del petróleo ocasiona poco daño en la superficie. En un principio uno de los pocos desechos era el gas natural, que ahora se ha convertido en un combustible importante por derecho propio. Sin embargo, con las grandes distancias que separan la producción y el consumo, el impacto general de la extracción de petróleo y gas es alto.

Las instalaciones pueden contaminar la tierra, el agua subterránea y el mar, como subrayan numerosos accidentes de los tanques que trasportan los hidrocarburos, la extracción de gas y petróleo puede invadir áreas ambientales sensibles.

Los principales productores son el Reino Unido, Noruega, México, Rusia y Estados Unidos, que es el mayor consumidor. Los países árabes tienen una gran reserva petrolífera, que está en la mira de los países ""desarrollados"".

El petróleo constituye una de las más importantes materias primas que se negocian, con precios regulados internacionalmente.